Singapur acaba de dar luz verde a la construcción del Jewel Changi Airport. Algunos ya lo llaman el aeropuerto de la eterna primavera, y no es para menos. La nueva terminal es un extravagante edificio de cristal que alberga su propia selva llena de tiendas y hasta una cascada de cuarenta metros de altura.

La terminal es obra de Moshe Safdie Architects, y consiste en una cúpula de cristal con 134.000 metros cuadrados repartidos an varios niveles unidos por pasarelas peatonales, y atravesados por un tren que comunica las terminales.

Jewel Changi se ha concebido como un destino turístico en sí mismo. Toda la terminal está diseñada como un gran jardín tropical. En el centro de la cúpula destaca una abertura circular a la que Safdie y su equipo llaman "El vórtice de lluvia" por donde cae una cortina de agua de cuarenta metros hasta un lago artificial. Por la noche, esa misma cascada será una pantalla por la que se proyectarán juegos de luces y vídeo.

Las obras de la nueva terminal, que se conectará a las actuales terminales 2 y 3, ya están en marcha y su inauguración está prevista para finales de 2018. Este vídeo y fotos ofrecen más detalles de esta delirante construcción. [Jewel Changi Airport vía Design Boom]

Imágenes: Moshe Safdie Architects

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook oGoogle+ :)