La Agencia de Investigación en Proyectos Avanzados del departamento de defensa estadounidense, más conocida como DARPA no solo encarga robots. Su última petición va destinada a IBM, y consiste en una nueva clase de procesadores que sean capaces de autodestruirse a petición remota.

El proyecto, denominado Vanishing Programmable Resources (VAPR) ha sido dotado con un presupuesto de 3,5 millones de dólares con los que IBM deberá investigar diferentes materiales y soluciones con los que fabricar chips capaces de destruirse mediante un comando enviado de forma inalámbrica. La primera aproximación de IBM consiste en crear chips cristalinos unidos a una capa que, al fundirse,haga pedazos el material del chip.

Aunque ya la hemos visto en multitud de pel├şculas, la idea no es tan sencilla de llevar a la pr├íctica como parece. Los sistemas de recuperaci├│n de informaci├│n son capaces de salvar datos de dispositivos muy da├▒ados. El objetivo de DARPA es que la informaci├│n contenida en dispositivos sea completamente irrecuperable. Entre sus aplicaciones podr├şan estar el servir de cerebro a drones o a robots de uso militar. [Gobierno Federal v├şa Geek]