Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Descubren accidentalmente un nuevo y misterioso órgano de la cabeza

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: VALSTAR ET AL., RADIOTHERAPY AND ONCOLOGY, 2020 (CC BY-NC-ND 4.0

De manera fortuita, mientras realizaban un nuevo tipo de exploración para rastrear la propagación del cáncer de próstata en el cuerpo de los pacientes, los oncólogos del Instituto del Cáncer de los Países Bajos notaron algo extraño. Dos áreas de la cabeza se iluminaron inesperadamente.

Advertisement

Cuentan los investigadores que estaban haciendo uso de un tipo de tomografía donde a los pacientes se les inyecta glucosa radiactiva antes de la exploración, de forma que es capaz de resaltar los tumores dentro del paciente a través de un brillo intenso. Sin embargo, aquellas dos áreas iluminadas eran una novedad.

Mientras seguían escaneando pacientes, seguían encontrando que la misma área se iluminaba. Finalmente, resultó que las 100 personas escaneadas tenían puntos brillantes, y no era una anomalía, era potencialmente un órgano completamente nuevo.

Advertisement

Un descubrimiento que ha aparecido publicado en la revista Radiotherapy and Oncology. Se trata de un conjunto de glándulas salivales, predominantemente glándulas mucosas con múltiples conductos de drenaje, ubicadas en la parte posterior de la nasofaringe. Según ha explicado el autor del estudio y oncólogo radioterapeuta Wouter Vogel en un comunicado:

Las personas tienen tres grupos de glándulas salivales grandes, pero no allí. Hasta donde sabíamos, las únicas glándulas salivales o mucosas en la nasofaringe son microscópicamente pequeñas y hasta 1000 están distribuidas uniformemente por toda la mucosa. Así que, imagina nuestra sorpresa cuando encontramos estas.

Las glándulas salivales son las que producen la saliva esencial para el funcionamiento de nuestro sistema digestivo, con la mayor parte del líquido producido por las tres glándulas salivales principales, conocidas como glándulas parótidas, submandibulares y sublinguales.

Advertisement

Además, también hay aproximadamente 1.000 glándulas salivales menores, situadas a lo largo de la cavidad oral y el tracto aerodigestivo, pero generalmente son demasiado pequeñas para ser vistas sin un microscopio.

En cuanto al nuevo descubrimiento, el equipo cuenta que parecen ser un par de glándulas que antes se pasaba por alto, aparentemente el cuarto conjunto de glándulas salivales principales, ubicadas detrás de la nariz y sobre el paladar, cerca del centro de la cabeza humana. Las han denominado “glándulas tubarias” y según explican en su artículo:

Hasta donde sabemos, esta estructura no se ajustaba a las descripciones anatómicas anteriores. Se planteó la hipótesis de que podría contener una gran cantidad de acinos seromucosos, con un papel fisiológico para la lubricación y la deglución de la nasofaringe / orofaringe.

Advertisement
Las glándulas tubarias
Las glándulas tubarias
Imagen: The Netherlands Cancer Institute

El equipo observó a 723 pacientes que se habían sometido a radioterapia en esta área y descubrió que cuanta más radiación se administra al área que contiene las glándulas tubarias, más complicaciones experimentan los pacientes después de la terapia.

Advertisement

Y contrario a lo que podamos pensar, son buenas noticias para el futuro.

Según Vogel, el próximo paso es averiguar cómo podemos preservar mejor estas nuevas glándulas y en qué pacientes, “si podemos hacer esto, los pacientes pueden experimentar menos efectos secundarios que beneficiarán su calidad de vida en general después del tratamiento”. [Radiotherapy and Oncology vía IFLScience]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter