El telescopio del Observatorio Europeo Austral (ESO) ha captado imágenes de la mayor estrella amarilla descubierta hasta el momento, y una de las 10 estrellas más grandes conocidas. El nuevo astro, bautizado como HR 5171, tiene un diámetro 1.300 veces mayor que el Sol y es un millón de veces más brillante, aunque se encuentra a 12.000 años luz de la Tierra.

En New Scientist dan un dato interesante para entender el gigantesco tamaño de esta estrella. Si estuviera en el centro de nuestro Sistema Solar, engulliría a todos los planetas entre Mercurio y Júpiter (a la Tierra y Marte incluidos, por supuesto). Esta estrella de hecho no está sola, forma parte de un sistema compuesto por dos estrellas: su segundo componente se encuentra tan cerca que está en contacto con la estrella de mayor tamaño.

Las gigantes amarillas son muy poco comunes, ya que su masivo tamaño las hace muy inestables, y de corta vida en términos astronómicos. El descubrimiento de la auténtica naturaleza de HR 5171 ha sido posible gracias a una técnica denominada interferometría, que combina la luz recogida por múltiples telescopios individuales, recreando un telescopio gigante de más de 140 metros.

En el caso de HR 5171, la comparación con observaciones de los últimos 60 años indican que la estrella está creciendo y enfriándose. La estrella de menor tamaño orbita alrededor de la principal, dando una vuelta completa cada 1.300 días. Su temperatura es también algo mayor que la de la superficie de su enorme compañera, que es de unos 5.000 grados. Ambas emiten abundante material que forma una nube a su alrededor. El descubrimiento de HR 5171 es una oportunidad única para estudiar la rápida evolución de estas estrellas inestables. [vía ESO]

Advertisement

Imagen de portada: representación artística de la estrella amarilla gigante HR 5171 y la segunda estrella menor. Sobre estás líneas, imagen del campo que rodea a la estrella HR 5171

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)