Imagen: Pixabay

La Iglesia de Suecia está instando a sus clérigos a usar un lenguaje neutro en cuanto al género para referirse a la deidad suprema. Se pide que se abstengan de usar términos como “Señor” o“Él”, ya que Dios “está más allá de nuestras determinaciones de género”.

La medida es una de varias tomadas por la iglesia evangélica luterana del país (cuenta con 6.1 millones de miembros bautizados en un país de 10 millones) en la actualización de un manual de tenía 31 años de antigüedad. El mismo establece cómo deben llevarse a cabo los servicios en términos de lenguaje, liturgia, himnos y otros aspectos.

Después de un largo debate de ocho días sobre los términos de dicha actualización, se decidió que Dios debía ser imparcial al género. Según Antje Jackelén, la mujer arzobispo de la iglesia, un Dios neutral en cuanto al género es un tema que se lleva debatiendo desde 1986, y “sabemos que Dios está más allá de nuestras determinaciones de género, Dios no es humano”.

Imagen: Wikimedia Commons

No todos en la iglesia están de acuerdo con este movimiento. Para Christer Pahlmblad, profesor asociado de teología en la Universidad Lund de Suecia, la medida está “socavando la doctrina de la Trinidad y la comunidad con las otras iglesias cristianas. No es inteligente que la Iglesia de Suecia se conozca como una iglesia que no respeta el legado de la teología común”.

Advertisement

Sea como fuere, la decisión ya está tomada tras la votación y entrará en vigor a partir del 20 de mayo del 2018, en la festividad cristiana de Pentecostés. A partir de entonces, Suecia, uno de los países más progresistas en lo que respecta a la igualdad de género, habrá tomado la decisión de referirse a Dios como simplemente... Dios. [The Guardian vía BoingBoing]