El juicio contra el presunto fundador de Silk Road ha dado un giro inesperado. Ross Ulbritch, acusado de administrar este mercado online de drogas, mercenarios y todo tipo de actividades ilegales, acaba de acusar a Mark Karpelès, CEO del malogrado mercado de Bitcoin Mt Gox, de ser el cerebro de la operación.

Karpelès no es precisamente un empresario modelo. En febrero de 2014, este emprendedor radicado en Tokio sacudió el mercado de Bitcoin al reconocer que había perdido 850.000 de estas monedas depositadas por sus clientes por valor de 500 millones de dólares. Mt Gox, el mercado de Bitcoin que gestionaba Karpelès, y uno de los más importantes de la época, se declaró en quiebra.

En octubre de 2013 el FBI cerró la versión original de Silk Road y puso a su fundador, Ross William Ulbricht, a disposición judicial acusado de varios cargos de blanqueo de dinero y conspiración. Durante la última sesión del juicio, el abogado de Ulbricht ha señalado al Ex-CEO de Mt Gox como cerebro de toda la operación y le ha acusado de tender una trampa a su cliente.

Según explican en Motherboard, las acusaciones del abogado de Ulbricht se basan en unas investigaciones llevadas a cabo por el agente del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) Jared DerYeghiayan. Las sospechas contra Karpelès eran tan fundadas que DerYeghiayan incluso llegó a pedir una orden para intervenir el correo electrónico del fundador de Mt Gox. Parece que nunca se llegaron a encontrar pruebas fehacientes contra Karpelès y el caso se archivó. Habrá que ver si la investigación se reabre a la luz de estas nuevas acusaciones. [vía Motherboard]

Foto: Karpelès, en febrero de 2014, cuando reconoció haber perdido el dinero en Mt Gox.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)