En menos de un año el número de usuarios de Dropbox ha crecido desde los 100 a los 175 millones. Pero para Dropbox esto no se traduce sólo en una mayor cantidad de archivos almacenados en sus servidores. Es también la oportunidad de dar un salto y entrar en un área de negocio completamente nueva.

Para la mayoría de los usuarios Dropbox es sólo un pequeño disco duro "en la nube", a veces compartido con amigos y trabajadores, pero básicamente cumpliendo la función de almacenar archivos personales o de trabajo. En la conferencia DBX para desarrolladores, que se inaugura hoy en San Francisco, Drew Houston, CEO de la compañía, ha anunciado un servicio para desarrolladores que permitirá aprovechar los servidores de Dropbox para sincronizar diferentes elementos de las aplicaciones móviles, hasta ahora una tarea que generalmente recaía en iCloud en el caso de iOS o de varios servicios en la nube de Google para el caso de Android.

Con la nueva plataforma los desarrolladores no sólo podrán integrar fácilmente en sus aplicaciones selectores de archivo para el usuario (y por tanto permitir que suban o descarguen ficheros desde cualquier aplicación) sino también almacenar el progreso en partidas de juegos o elementos de una lista de tareas pendientes o contactos y que estos permanezcan sincronizados entre los diversos dispositivos que usan, incluso si usan diferentes sistemas operativos. [Dropbox]