Este es un buen libro… Muchas veces remuevo por encima porque he llegado a encontrar dinero dentro de las bolsas”. Estas son las primeras palabras de Nelson Molina, ex basurero de Nueva York, en un vídeo donde nos muestra los sorprendentes “tesoros” que ha recopilado durante 34 años de recogida de basura.

Captura de pantalla: nycstrongest

Advertisement

Con los años, Molina desarrolló una habilidad especial para saber si una bolsa de basura contenía algo de valor. Cuenta que tenía que ver con la forma en que los artículos se sacaban de la bolsa, o con el peso y el sonido de la propia basura cuando la recogía (como vemos en la pieza). Afirma que puede distinguir la diferencia entre un jarrón y una botella de vino por el sonido que hace cuando un trabajador tira la bolsa en el camión.

Captura de pantalla: nycstrongest

Molina ha estado recolectando, catalogando y organizando más de 45.000 artículos que recogió a lo largo de su ruta de basura en East Harlem en los últimos 34 años. Retirado hace cuatro, en 2015, ahora se dedica casi a tiempo completo a controlar y agregar regularmente piezas a su “museo” organizados en el segundo piso del garaje M11.

Advertisement

La razón del vídeo, como explica Molina, es lograr un día que la colección, que no está abierta al público porque está en un garaje activo, consiga un espacio adecuado para mostrarla. Incluso tiene una página web donde se puede donar para el objetivo.

Captura de pantalla: nycstrongest

Advertisement

En el garaje vemos prácticamente de todo. Hay mesas repletas de jarrones de cristal, joyas de oro, candelabros de plata, relojes decorativos, guitarras eléctricas o incluso violines que todavía funcionan. Y lo más sorprendente, todo vino de la basura de otros.

Captura de pantalla: nycstrongest

Advertisement

Algunos de los artículos probablemente valen mucho dinero. Por ejemplo, tiene baratijas de Star Wars de cuando se estrenó la película, o pelotas de béisbol firmadas por cada superestrella de los Yankees. Incluso tiene un libro firmado por la actriz Bette Midler.

Captura de pantalla: nycstrongest

Advertisement

Para aquellos interesados, el “museo” se encuentra en el segundo piso de un garaje del Departamento de Saneamiento en East 99th Street en Manhattan. Como decíamos, no está abierto al público, a excepción de recorridos especialmente organizados por grupos como el New York Adventure Club.

Captura de pantalla: nycstrongest

Advertisement

Por cierto, aunque la mayor parte del tesoro la encontró el mismo Molina, con el tiempo otros trabajadores de Nueva York se enteraron de su “trabajo” y también comenzaron a traerle sus mejores hallazgos para ayudar a que la colección creciera.

Lo cierto es que la basura de algunos, es realmente un tesoro para muchos otros entre los que me incluyo. [Vimeo]