Imagen: AP

Se publican muchos estudios en el mundo cada año, y algunos de ellos dicen cosas que a otros no les gusta. No obstante, es curioso cuando al recibir una crítica, uno de los principales autores del estudio afirme que la crítica estaba bien pensada y se comprometa a realizar de nuevo su análisis.

Advertisement

Esto es justo lo que ha pasado con un estudio del MIT publicado esta semana. El estudio, realizado por el Centro para la InvestigaciĂłn de EnergĂ­a y PolĂ­tica Medioambiental de MIT, reportĂł que casi tres cuartos de conductores de Uber y Lyft en Estados Unidos ganan menos que el salario mĂ­nimo en su estado. Esto se traduce a $3.37 por hora antes de impuestos.

Para calcular los resultados, el equipo de investigación analizó los resultados de una encuesta rellenada por más de 1.100 trabajadores de ambas empresas. El estudio es un golpe para Uber y Lyft, empresas que han negado quejas de que no le pagan lo suficiente a sus conductores. Es un tema especialmente sensible para Uber, que recientemente ha empezado una campaña para recuperar la confianza de sus conductores.

Al ser publicado un resumen del estudio que detalla los resultados, Dara Khosrowshahi, el CEO de Uber, se lanzó en Twitter a el viernes a criticarlo. Declaró que las siglas de MIT en realidad representaban “teorías matemáticas incompetentes (al menos con respeto al ride-sharing)”.

Advertisement

Khosrowshahi hizo referencia a otros estudios académicos que habían llegado a conclusiones diferentes e incluyó un enlace a la respuesta oficial del economista de la empresa.

La respuesta oficial, escrita por Jonathan Hall, afirma que había un fallo en las preguntas de la encuesta que analizaron los investigadores. Sostiene que las preguntas sobre cuánto ganaban los conductores estaban formuladas de tal manera que podrían haber resultado confusas para los encuestados. Esto fallo, por lo tanto, resulta en una metodología errónea. Hall acusa a los autores de utilizar una “lógica inconsistente”.

Advertisement

“Las ganancias señaladas en la investigación son menos de la mitad de las ganancias reportadas en la misma encuesta que usa el estudio como su fuente de datos”, escribió Hall.

En los mismos datos que analizĂł el equipo de MIT, conductores reportaron ganar $15.68 por hora en 2017.

El giro en la historia viene ahora. Un día después de que Khosrowshahi publicara su respuesta en Twitter, Stephen Zoepf, el principal autor del estudio, le comentó a Reuters que la crítica de Uber estaba bien pensada y que analizará de nuevo sus resultados.

Advertisement

“Puedo entender cómo la pregunta sobre ganancias podría haber sido interpretada de forma diferente por los encuestados”, afirmó Zoepf. “Realizaré de nuevo nuestro análisis utilizando las suposiciones más optimistas de Uber este fin de semana. Debo tener los nuevos resultados y una respuesta pública reconociendo la discrepancia para el lunes”.

En fin, la respuesta no es algo que ves todos los dĂ­as. Es posible que ni Khosrowshahi se esperaba eso. El CEO de Uber vino preparado para hacer guerra. En vez de encontrar un rival, ha encontrado un investigador preparado para revisar su trabajo.

Advertisement

[Reuters]