Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingl√©s) han lanzado una preocupante advertencia esta semana: Por favor, no consuman lechuga romana de ning√ļn tipo.

En su comunicado, la agencia escribi√≥ que ha descubierto que un brote de una cepa de E. coli ha provocado infecciones en al menos 32 personas en 11 estados diferentes, as√≠ como 18 personas m√°s en dos provincias canadienses. El CDC agreg√≥ que las ‚Äúpruebas epidemiol√≥gicas‚ÄĚ en ambos pa√≠ses sugieren que el posible culpable es la lechuga romana:

Las personas que han enfermado por este brote se infectaron con la bacteria E. coli que tiene el mismo ADN que la cepa de E. coli que apareció en un brote de 2017, y que estaba relacionado con hojas verdes en los Estados Unidos y con lechuga romana en Canadá.

Parece ser un brote particularmente feo, y seg√ļn el CDC 13 personas ya han sido hospitalizadas en los Estados Unidos, entre los cu√°les una de ellas ha desarrollado una insuficiencia renal.

El CDC advirti√≥ adem√°s que dado que no ha determinado qu√© fabricantes o distribuidores est√°n involucrados en el brote, absolutamente nadie debe preparar o consumir ‚Äútodos los tipos o partes de la lechuga romana, como sus hojas, los corazones de la lechuga, y las bolsas y cajas de lechugas que ya vienen cortadas y mezcladas en ensaladas que contienen lechuga romana, incluida la mezcla de primavera y la ensalada C√©sar‚ÄĚ.

Advertisement

En una declaraci√≥n a CNN el martes, el presidente de la Administraci√≥n de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, Scott Gottlieb, reconoci√≥ que era ‚Äúfrustrante‚ÄĚ que las agencias federales de salud no hubieran encontrado el origen de la enfermedad, pero que los funcionarios tienen confianza en que este brote est√° ligado a la lechuga romana. ‚ÄúLa mayor parte de la lechuga romana que se est√° cosechando en este momento proviene de la regi√≥n de California, aunque hay un poco de lechuga procedente de M√©xico‚ÄĚ.

Gottlieb agreg√≥ que los investigadores han determinado que se trata de la misma cepa de E. coli del brote de 2017, pero que ‚Äúeste a√Īo, lo han detectado un mes antes, por lo que estamos en una fase m√°s temprana del brote. As√≠ que podemos obtener informaci√≥n en tiempo real, realizar un seguimiento m√°s efectivo y descubrir cu√°l es la fuente del brote para aislarla‚ÄĚ.

La E. coli O157: H7 produce una toxina llamada Shiga, que puede provocar s√≠ntomas gastrointestinales graves, como calambres estomacales, diarrea hemorr√°gica, y en casos graves insuficiencia renal. Aunque los casos son leves y la mayor√≠a se resuelve en cinco o siete d√≠as, la FDA escribi√≥ en un comunicado que los ni√Īos menores de cinco a√Īos, los adultos mayores de 65 a√Īos y los individuos inmunocomprometidos son los que tienen m√°s probabilidades de desarrollar una ‚Äúenfermedad grave‚ÄĚ.

Advertisement

Seg√ļn la CNN, los brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos han batido un r√©cord este a√Īo. Para Gottlieb, la cifra tan solo refleja una mayor detecci√≥n de estos casos:

‚ÄúCreo que el problema no es que haya alimentos menos seguros. Lo que est√° sucediendo es que tenemos una tecnolog√≠a mejor para vincular los brotes de enfermedades humanas a un pat√≥geno com√ļn‚ÄĚ.

En los 50 estados, el CDC tienen la capacidad de realizar pruebas genómicas en las muestras de pacientes infectados (como muestras de sangre). También puede vincular genéticamente los patógenos identificados en las enfermedades humanas con las fuentes reales de los alimentos.

Lo que se est√° demorando es la capacidad de monitorizar y seguir a un solo distribuidor o productor ‚Äúporque no tenemos una tecnolog√≠a tan buena como nos gustar√≠a en nuestra cadena de suministro‚ÄĚ, dijo Gottlieb.

Advertisement

A medida que el CDC investigan este brote en particular, probablemente sea mejor seguir sus consejos y evitar cualquier tipo de lechuga romana si vives en Estados Unidos. Siempre te quedar√°n los can√≥nigos o la r√ļcula. [CDC/CNN]