Image: Wikimedia Commons

Bajo el nombre en código de ‘Enfermedad X’, un misterioso patógeno que ni siquiera se ha descubierto ha pasado a formar parte de la lista más peligrosa de la OMS: un catálogo de epidemias futuras potenciales para las que las contramedidas actuales son insuficientes, o simplemente no existen.

¿Cómo puede ser tan grave si no se sabe de su existencia? Precisamente por eso, la OMS ha explicado que “X” es una especie de marcador de posición para un peligro contagioso que aún no hemos encontrado, pero que es prácticamente seguro que aparecerá. Es un supuesto “desconocido conocido” para el que la OMS dice que debemos estar preparados, y por eso se le ha dedicado un plan de I + D de entre las enfermedades prioritarias de la agencia. Según la OMS:

La enfermedad X representa el conocimiento de que una epidemia internacional seria podría originarse por un patógeno que actualmente se desconoce que causa enfermedad en humanos. El Plan de I + D explícitamente busca habilitar la preparación de contramedidas contra la ‘Enfermedad X’ desconocida en la medida de lo posible.

Advertisement

Image: Dream

El plan de I + D se publicó inicialmente en 2015, y se revisa anualmente. La organización explica que existe para priorizar los principales patógenos emergentes que pueden causar brotes graves en el futuro cercano, para los cuales existen pocas o ninguna contramedida médica.

Según la última revisión que tuvo lugar en febrero, los expertos coincidieron en una lista de enfermedades que requieren con mayor urgencia la atención de los investigadores. Estas serían: la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo (CCHF), la Enfermedad del virus del Ébola y la enfermedad del virus de Marburg, Fiebre de Lassa, Coronavirus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) y síndrome respiratorio agudo severo (SARS), Nipah y enfermedades henipavirales, Fiebre del Valle del Rift (RVF), y el virus Zika.

Advertisement

Este año 2018 la OMS agregó por primera vez la Enfermedad X a la lista. Un reconocimiento al hecho de que es muy probable que otro patógeno se agregue a este registro muy pronto. La idea es que al aumentar la conciencia de esa probabilidad, en realidad se están impulsando los esfuerzos de investigación para combatirla. [ScienceAlert, OMS]