Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Citroën Ami es un pequeño coche eléctrico que puedes conducir sin carnet

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Matías S. Zavia (GizmodoES)

Hace unos meses, mi mujer empezó a trabajar en un colegio privado. El primer día de clase llegó demasiado temprano, así que apagó el motor y se quedó esperando. Entonces apareció un coche pequeñito, de esos de baja cilindrada que pueden conducirse sin carnet, y estacionó delante. Después apareció otro. Y luego otro. Las tres veces se abrió la puerta del conductor y bajó un adolescente de 16 o 17 años, sin edad legal para conducir otro tipo de coche.

Advertisement

El vehículo 100% eléctrico que ha presentado Citroën hoy en París está pensado para ellos. Y para los treintañeros sin hijos que viven en el centro de una gran ciudad con acceso restringido a los vehículos de combustión. Y para cualquiera que se desplace a diario al trabajo y esté harto de buscar aparcamiento.

El nuevo Citroën Ami tiene dos asientos, autonomía de 70 km y un interior bastante espacioso para un coche de 2 metros y medio. Cuesta 6900 euros, pero también se puede alquilar y compartir. Y sí, puede conducirse sin carnet.

Advertisement

Del “dos caballos” al Citroën Ami

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Matías S. Zavia (GizmodoES)
Advertisement

Citroën presume de su capacidad de “democratizar” nuevas formas de transporte, especialmente desde el mítico Citroën 2CV, un coche de bajo coste desprovisto de cualquier superficialidad que acabó convirtiéndose en un éxito de ventas tras la Segunda Guerra Mundial.

El Citroën Ami es un intento de repetir la jugada del “dos caballos”. Un vehículo sencillo que pretende democratizar no solo el acceso a los coches eléctricos, sino a las nuevas formas de movilidad sostenible que estamos viendo en las grandes ciudades. La gente se mueve en bicicletas eléctricas, en patinetes eléctricos, en motos eléctricas y en coches eléctricos de alquiler, pero todavía hay hueco para un coche que los urbanitas puedan tener en propiedad. Un eléctrico urbano que sea más espacioso que un Renault Twyzy y más barato que un Aixam City.

Advertisement

El Ami es todo eso, además del producto de entrada a una nueva gama electrificada de Citroën. La marca acaba de lanzar un SUV híbrido enchufable, el Citroën C5 Aircross, y ha anunciado un C-Hatch y un Spacetourer 100% eléctricos para finales de año, además de que electrificará dos de sus vehículos utilitarios, las furgonetas Jumpy y Jumper.

Silencioso, sin emisiones... y a 45 km/h

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Matías S. Zavia (GizmodoES)
Advertisement

Basado en el Ami One Concept, un coche conceptual que vimos por primera vez en el Salón de Ginebra del año pasado, el nuevo Citroën Ami es un minicoche eléctrico de cero emisiones que puedes enchufar a cualquier toma de 220 V, como si fuera un teléfono. Esto tiene ventajas, como que no hace falta instalar un cargador específico en el garaje, pero también una desventaja: hay una sola “velocidad” de carga y tarda tres horas en completar una carga de 0 al 100%.

Con una batería de 5,5 kWh que permite recorrer hasta 70 km en una sola carga, el Citroën Ami puede completar un día de traslados por la ciudad sin demasiados sobresaltos, pero no puede salir a la carretera, ni está diseñado para ello. El coche circula a una velocidad máxima de 45 km/h, lo que lo define como un cuadriciclo ligero, una categoría de vehículos de menos de 50 c.c. que en Europa pueden conducir personas de 14 o 16 años (dependiendo del país) con el permiso de ciclomotor. En cualquier caso hay que hacer un examen de seguridad vial, pero es 10 veces más barato que ir a la autoescuela a sacarse el carnet de coche.

Advertisement

De hecho, el precio de las autoescuelas (hasta 1800 euros, según Citroën) es una de las razones por las que el Ami podría atraer al grueso de la población que vive en ciudades. No solo jóvenes, hay muchos adultos que nunca se sacaron el carnet porque usan el transporte público y no ven necesario el gasto.

Un minicoche que atraerá muchas miradas

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Matías S. Zavia (GizmodoES)
Advertisement

El Citröen Ami mide 1,39 metros de ancho por 2,41 de largo. Caben dos en una misma plaza de estacionamiento. Tiene dos asientos, uno al lado del otro, y es más espacioso de lo que aparenta desde fuera, como suele pasar con los eléctricos. Dicho esto, los cuadriciclos tienen un límite de peso y, para cumplirlo, Citroën ha tenido que eliminar lujos que damos por hecho, como el aire acondicionado y los elevadores de las ventanas. El Ami se refrigera abriendo manualmente los cristales laterales, que basculan hacia arriba como en un Citroën 2CV. Sí tiene calefacción y ventiladores, pero el único lujo es el techo panorámico, que viene de serie.

El diseño del coche es muy llamativo. Casi simétrico y casi cúbico, recuerda a los Kei Cars japoneses, pero al mismo tiempo es único. El chasis es de acero. La carrocería, de plástico, solo está disponible en un color: azul grisáceo. Los retrovisores son redondos y manuales. Las puertas se abren con un tirador de tela. La del pasajero es normal y la del conductor tiene apertura inversa. Solo el asiento del conductor es regulable, pero el espacio no es un problema para el copiloto, siempre que no pretenda transportar la compra del mes o una maleta grande. En el salpicadero hay un soporte para teléfonos. Con la aplicación My Citroën puedes conectar tu móvil a la centralita del coche para obtener información de la batería, el kilometraje y alertas de todo tipo.

Advertisement

Las ruedas de 14 pulgadas con embellecedores hexagonales llaman poderosamente la atención, dejando en segundo plano otros detalles también peculiares, como los parachoques y los bajos de caja. El 50% de la superficie del coche que queda por encima de la cintura está acristalado. Citroën insistió en lo luminoso que era el vehículo por dentro, pero no había apenas luz en el evento. Sí pudimos comprobar la visibilidad que aporta el conjunto, formado por el parabrisas, los cristales laterales, la luneta trasera y el techo panorámico.

Desde 20 euros al mes con entrega a domicilio

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Matías S. Zavia (GizmodoES)
Advertisement

El Citröen Ami cuesta 6900 euros. En Francia se venderá por 6000 gracias al descuento ecológico de 900 euros que subvenciona el Estado. Pero comprarlo es solo una de las opciones que ofrece Citröen. Estará también disponible en leasing (aquiler de larga duración) por 20 euros al mes con una entrada de 2644 euros (después del descuento de 900 euros). Y en carsharing (coche compartido) por 0,26 euros/minuto con una suscripción mensual de 9,90 en la aplicación Free2Move.

Otra de las señales inequívocas de que Citroën se está adaptando a los nuevos tiempos es que el coche se podrá comprar online en una web similar a la de Tesla, con un configurador que permite personalizar el vehículo con seis paquetes de accesorios de diferentes colores, adhesivos para la carrocería y demás. Por un extra, la entrega puede ser a domicilio. Un experto va a tu casa y te explica cómo funciona todo, aunque el coche no tiene demasiado misterio.

Advertisement

El Citröen Ami llegará a Francia en junio y a España después del verano. Lo veremos expuesto en tiendas y centros comerciales, empezando por Fnac y Darty en Francia. También habrá pruebas de conducción para los interesados.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter