Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
La Cascada de San Rafael, antes del derrumbe.
La Cascada de San Rafael, antes del derrumbe.
Foto: Ministerio de Turismo de Ecuador / Flickr (CC BY-SA 2.0.)

El pasado mes de febrero, la catarata más alta de Ecuador desapareció. Donde antes había un espectacular salto de agua de 150 metros, ahora solo hay una pared de piedra húmeda que nos recuerda hasta qué punto los paisajes más espectaculares de la naturaleza son frágiles.

Advertisement
Advertisement

Las últimas fotografías aéreas tomadas en marzo por la NASA mediante el Operational Land Imager (OLI) del satélite Landsat 8 confirman lo que el Gobierno de Ecuador ya comprobó desde el suelo. El daño es irreversible y la Cascada de San Rafael no volverá. Su desaparición se debe a un desafortunado proceso de hundimiento. Parte del terreno bajo el cauce del Río Coca colapsó en el tramo anterior a la cascada, generando un gigantesco embudo que se tragó el río y secó la catarata.

Advertisement

No faltan los que atribuyen el derrumbe a la construcción de una planta hidroeléctrica en esa zona del río Coca. A día de hoy y sin más estudios geológicos es imposible determinar si el extenso túnel que estaban construyendo para ese proyecto precipitó el colapso del cauce o ha sido un proceso enteramente natural.

Sea como fuere, el agua fluye ahora en tres corrientes principales que siguen alimentando el cauce río abajo. Los geólogos prevén que la erosión del agua en estos nuevos torrentes cambiará por completo el aspecto y la topografía del valle en ese punto. De hecho no se descarta que haya más derrumbes. La catarata era una popular atracción turística en Ecuador que recibía miles de visitantes cada año. En 2019 fueron más de 30.000. [NASA Earth Observatory vía IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter