Podríamos pasar la tarde discutiendo si se parece más a un hadouken o a un kame hame ha, pero lo que está bastante claro es que la bioluminiscencia es uno de los mecanismos de defensa más espectaculares de la vida animal.

¿Por qué escupe luz el pez cardenal? La respuesta está en los ostrácodos, unos diminutos crustáceos que forman parte del zooplancton y resultan atractivos para los pequeños peces que viven en aguas profundas.

Advertisement

Cuando el cardenal se traga un ostrácodo, este emite un resplandor azul que disuade al pez de comérselo para no ser visto por sus propios depredadores. El pez escupe al crustáceo y forma un espectacular chorro de líquido luminiscente al estilo hadouken, como se ve en el GIF.

La luz proviene de dos compuestos químicos llamados luciferina y luciferasa, que se iluminan al mezclarse. Se cree que es azul porque es el color del espectro visible que llega más lejos a través del agua.

Advertisement

El crustáceo emite este destello como mecanismo de defensa al sentirse en peligro: no es tóxico para el pez, pero este lo evita para no desvelar su posición. Por precaución, el pez también se retira a una zona más oscura después de escupir el haz de luz.

[BBC vía Reddit]