Imagen vĂ­a Evan Blass / Twitter

Cuando dijimos que el conector de auriculares iba a desaparecer, no contábamos con Samsung. La compañía se mantiene en sus trece y volverá a poner una toma de 3,5 milímetros en su próximo buque insignia, el nuevo Galaxy S9 que anunciará oficialmente a finales de febrero.

Es solo un rumor, pero proviene de una de las fuentes más fiables del negocio de las filtraciones: el tuitero Evan Blass. Blass ha publicado este viernes las primeras imágenes del “DeX Pad”, un supuesto dock compatible con el Galaxy S9 que permitirá conectar un monitor y un teclado externo al teléfono para convertirlo en un equipo de escritorio.

Advertisement

En uno de los renders del dispositivo filtrado se puede ver la parte inferior del Galaxy S9, en la que conviven un puerto USB-C y la toma de audio analógico. El teléfono se distanciará (un año más) de otros terminales como el iPhone X, el Huawei Mate 10 o el Google Pixel 2 que sobreviven en el mercado sin ofrecer al usuario la posibilidad de conectar directamente sus viejos auriculares, a menos que hagan uso de un adaptador. Otras compañías como LG o OnePlus siguen incluyendo el puerto (que ocupa bastante espacio interno) como valor añadido para los usuarios.

[Evan Blass vĂ­a The Verge]