Imagen: Twitter

La falsa alarma ocurrida en Hawai se debió principalmente a la “mala” interpretación del sistema de un funcionario. Días después se conocieron las contraseñas de los funcionarios que emiten dichas alarmas. Y ahora se sabe que una contraseña de Twitter evitó anunciar antes que todo era un error.

Así lo ha explicado en una rueda de prensa el gobernador de Hawai, David Ige, quién comunicó que el pánico que siguió a la advertencia de la falsa alarma de un inminente ataque con misiles no fue abordada antes porque olvidó su contraseña de Twitter y no pudo notificarlo al público.

Durante la conferencia de prensa que ha tenido lugar hace unas horas, Ige tomó parte de la culpa de la confusión que causó pánico en todo Hawái y fue noticia en todo el mundo. Como la mayoría recordará, el sistema de notificación de defensa antimisiles se activó accidentalmente el 13 de enero después de que un empleado presionara erróneamente el botón incorrecto y enviara notificaciones móviles a todos los que se encontraban cerca advirtiéndoles de un inminente ataque con misiles balísticos.

Dicho esto, a pesar del increíble número de errores humanos que se dieron, lo mejor que se puede decir es que finalmente no pasó nada grave. [BusinessInsider]