Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Huawei Watch GT2 es un reloj deportivo que te enamorará si puedes vivir con su gran fallo de software

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

¿Qué es realmente un smartwatch? Llevo haciéndome esa pregunta desde hace un mes. ¿Es el Huawei Watch GT 2 un reloj inteligente? Tengo mis dudas. Lo que tengo claro es que este nuevo “smartwartch” tiene dos características que me hacen querer llevarlo a diario. Algo que el Apple Watch nunca consiguió.

Pero comencemos por el principio. El Huawei Watch GT2 es el último modelo de Huawei en relojes inteligentes. Se trata de un smartwatch (sigo usando este término por convención aunque sigo sin estar seguro de si realmente lo es) con pantalla redonda AMOLED disponible en dos tamaños: 46 y 42 mm.

Advertisement

La única diferencia entre estos dos tamaños es la pantalla (1,39 pulgadas AMOLED de 454 x 454 píxeles frente a 1,2 pulgadas AMOLED 390 x 390 píxeles) y el tamaño de la batería. En el modelo grande, la autonomía nominal es de dos semanas. En el pequeño solo de una (en breve hablaremos sobre eso). El resto de funciones son idénticas, y el diseño casi también. Comencemos brevemente por ese apartado.

Diseño y controles

Una de las primeras cosas que llama la atención del Watch GT2 es lo ligero y cómodo que es de llevar. Atrás quedaron los tiempos en que llevar un smartwatch suponía esposarnos permanentemente a un “ladrillo”. El modelo de 46 mm mide 45,9mm de diámetro (¡duh!) y solo tiene 10.7 mm de grosor. Son unas dimensiones muy manejables incluso para mí, que llevo años sin llevar reloj de ningún tipo. Su hermano de 42mm mide 41,8mm de diámetro y 9,4 mm de grosor. Ambos son increíblemente ligeros (41 y 29 gramos sin la correa). Son, en definitiva, unas dimensiones muy aceptables y similares a las de los relojes tradicionales.

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Por cierto, el Huawei Watch GT2 es sumergible hasta cinco atmósferas de presión (hasta 10 minutos a 50 metros de profundidad). No es que vayamos a hacer submarinismo con él, pero es bueno saber que es completamente inmune al agua en el uso diario.

Advertisement

Los controles se reducen a dos botones físicos en su parte derecha y a la pantalla táctil. El modelo de 46 mm, que es el que he probado, tiene una corona de números grabados con lo que parece (el manual no lo explica) la hora en formato 24 horas. Esta corona no gira, y su utilidad es bastante discutible más allá de darle un toque clásico. Personalmente se la podían haber ahorrado, pero no molesta. Los botones laterales, por cierto, tampoco giran. El de arriba nos permite acceder al menú principal, y el de abajo nos lleva al menú de actividades deportivas. El resto de interacciones se llevan a cabo haciendo scroll y pulsando sobre la pantalla táctil.

Advertisement

Un smartwatch no es nada sin esferas personalizables, y el Watch GT2 las tiene, pero no hay muchas. Al cierre de este post hay unos 25 modelos entre los que elegir. Dos de ellos no estaban cuándo comencé la review, así que es de esperar que haya algún otro más adelante. La mala noticia es que las esferas no son configurables de ninguna manera. No se puede cambiar una esfera para que incluya una métrica diferente ni se pueden alterar los colores predeterminados. Es una pena, porque hay esferas muy bonitas, pero que ofrecen datos que no necesito.

Batería

Sin lugar a dudas la estrella absoluta del Watch GT2. Para mí es la principal razón para comprarlo. Huawei aseguraba que su Watch GT2 tiene una autonomía de dos semanas. —¡JA! ¡Ni de coña!— Pensé yo. Pues no. Me tengo que comer mis palabras. Nada más sacarlo de la caja lo cargué al 100% y procedí a llevarlo metódicamente durante dos semanas. Comprobado y certificado. La batería del Watch GT2 dura dos semanas. De hecho dura un poco más.

Advertisement

¿Cómo diablos han conseguido eso? Pues reduciendo el consumo. La pantalla AMOLED ya consume poca energía de por sí. Además, todas las funciones del reloj las gestionan dos nuevos chips Kirin A1 desarrollados por Huawei. La compañía no ha sido especialmente clara sobre cómo o por qué hay dos chips. Supongo que uno de ellos es el que mueve las cosas en estado latente, y el otro es que se pone en marcha cuando realmente estamos usando el reloj. Lo único claro es que el tándem funciona como un tiro en términos de batería.

Imagen: Huawei
Advertisement

Por supuesto, esta autonomía bestial está supeditada a que uses el reloj sin hacer actividades deportivas más allá de caminar de vez en cuando, con el GPS apagado (solo se activa durante las actividades), y con el sensor cardíaco en un modo inteligente que solo lee las pulsaciones si detecta que hay cambios de actividad. Comprobada la autonomía con una actividad mínima, era hora de ponernos serios. Volví a cargar el reloj al 100% y me dispuse a usarlo para lo que se supone que está hecho: hacer ejercicio.

¿El resultado? usando el reloj para correr durante 40 minutos al día, ver notificaciones y contestar alguna llamada ocasional, la autonomía se reduce, pero no tanto cómo pensaba que iba a reducirse. Sigue durando alrededor de 10 días. Es una barbaridad si lo comparamos con otros relojes que hay que cargar cada noche.

Advertisement

El cable de carga

Hablando de cargar, quisiera hacer énfasis sobre un detalle muy específico del cable de carga que viene con el Huawei Watch GT2. El cargador consiste en el típico disco con dos conectores magnéticos sobre los que hay poner la esfera del reloj. En eso no se diferencia mucho de otros relojes inteligentes. El matiz es este:

Esto, Apple... ¡ESTO!
Gif: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Parece una tontería, pero el cable de carga, unido a la poquísima autonomía, era la principal razón por las que me molestaba tanto usar el Apple Watch. Hay que cargar el reloj de Apple todos los días (o cada día y medio si nos ponemos muy optimistas). Eso significa que hay que llevarse el cable de carga del reloj a cualquier viaje que hagas, y el cable que viene en la caja original mide 2 malditos metros. ¿Vas a pasar una noche en un hotel? ¡Oh! ¡Excelente!, no te olvides de meter en la mochila dos metros de cable rematados en un disco para que tu reloj no se muera por la noche. Huelga decir que lo que acababa pasando era que el Apple Watch se quedaba en casa.

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

Con el Huawei Watch no tengo que llevarme ningún cargador si el viaje es inferior a dos semanas. Además, si el viaje es más largo y tengo que llevarme el cable puedo llevarme solo el disco de carga y un cable USB-C que de todas maneras necesito para cargar el móvil. Es un detalle mínimo, es cierto, pero es un detalle que ya ha conseguido que use más el Huawei Watch GT 2 de lo que nunca usé el Apple Watch. Por supuesto, los fans de Apple dirán que estoy montando un dramita por un detalle de nada porque eso es lo que hacen siempre. Si la cagada es de Apple, señalarla es montar un dramita exagerado. Si la cagada es de de otros se trata de un imperdonable fallo de diseño. ¡Total! No sé de qué me quejo, ¿verdad? Un cable original de Apple Watch de 30cm para llevármelo de viaje solo cuesta 35 euros.

Un reloj sin tienda de aplicaciones

El Huawei Watch GT2 puede tener un cable de carga más inteligente que el de Apple, pero es considerablemente más tonto en cuanto a funciones. El reloj se conecta al smartphone (sea Android o iOS) mediante la aplicación Huawei Health, lo que ya da una idea de para qué está diseñado. Si Huawei no ha incluido una aplicación propia para gestionar el reloj es porque no hay mucho que gestionar más allá de la cuantificación deportiva.

Advertisement

El Watch GT2, como todos los anteriores de la compañía, funciona mediante el sistema operativo LiteOS, propio de Huawei. ¿La buena noticia? Funciona muy bien. ¿La mala? No tiene tienda de aplicaciones. En otras palabras, que las funciones que el reloj trae al sacarlo de la caja son las únicas que vamos a tener. Esas funciones son:

Un paseo por el menú del Watch GT2
Gif: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement
  • Ver la hora, activar el cronómetro o programar un temporizador.
  • Activar un timbre en el móvil para localizarlo cuando se nos pierde dentro del alcance del Bluetooth.
  • Mirar qué tiempo hace (temperatura actual, máxima, mínima y previsión meteorológica)
  • Atender una llamada de teléfono entrante o iniciar una desde el reloj. Esto puede parecer una tontería, pero es increíblemente útil como manos libres. Podemos hablarle al reloj, y el sonido del altavoz es lo bastante potente. como para hablar en la calle con nuestra abuela como Michael Knight le hablaba a Kitt. —Abuela, ¡escanee el edificio en busca de malhechores!—
  • Usar la pantalla en blanco a modo de linterna. Muy útil también para ir al baño de madrugada.
Advertisement
¿Truco o trato? La función de linterna no es nada nuevo, pero me parece de lo más práctico.
Gif: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
  • Escuchar música almacenada en el reloj, bien a través del altavoz del propio reloj (si eres de ese tipo de criminales), o conectando unos auriculares Bluetooth. La música (unas 500 canciones de capacidad) debe estar previamente almacenada en el móvil y se transfiere desde la misma app de Huawei Health.
  • Recibir notificaciones duplicadas de cualquiera de las aplicaciones del teléfono (más adelante hablo sobre ello).
  • Medir nuestra actividad física de manera muy completa, incluyendo monitorización de pasos, calorías, pulso, estrés, sueño y respiración.
  • Consultar un barómetro o usarlo como brújula.

Eso es más o menos todo. Está muy bien, pero echo mucho de menos que permita hacer cosas como descargar listas de reproducción de Spotify en el propio reloj en lugar de tener que meter los MP3 manualmente.

Advertisement

También he tenido problemas con las notificaciones. Para empezar, no funcionan bien en todos los casos. Con Gmail, Telegram o Whatsapp no he tenido problema, pero las notificaciones de Slack se niegan a entrar a menos que active todas las notificaciones de un canal (lo que puede ser una pesadilla).

Advertisement

Las notificaciones tienen otras pegas adicionales. Si llegan muchos correos seguidos, el reloj los condensa en una única notificación de que he recibido 12 mensajes, pero no se pueden ver esos mensajes desde el reloj. Por otra parte, se sincroniza automáticamente con la cuenta de Gmail que tengamos configurada por defecto con el teléfono (al menos en Android). Si usamos cuentas adicionales, las notificaciones de estas no nos llegan. No es un problema que afecte a todo el mundo, pero es un problema. Los GIF o las fotos no se muestran en el reloj, tan solo nos notifica que alguien ha enviado una imagen.

Para terminar, todas las notificaciones son perecederas en el sentido de que no hay ninguna aplicación en el reloj desde las que verlas más allá del repositorio de notificaciones, cuya capacidad es limitada.

Advertisement
Deportes para todos los gustos con mucho énfasis en correr y caminar.
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Haciendo deporte con el Huawei Watch GT2

El Huawei Watch GT2 integra una respetable colección de sensores: GPS, acelerómetro, giroscopio, sensor geomagnético, sensor cardíaco, sensor de luz ambiental y barómetro. Todos esos sensores se combinan para proporcionar un registro de actividad realmente completo que se controla desde Huawei Health (da igual si lo activamos desde el reloj o desde la aplicación del móvil). El reloj incluye monitoreo para correr, correr en cinta, caminar, caminar en cinta, bicicleta, bicicleta estática, natación en exteriores o en piscina, senderismo, correr campo a través, triatlón, elíptica, remo y una opción para actividad física genérica. También incluye varios programas de entrenamiento para comenzar a correr, mejorar nuestra resistencia y velocidad, y hasta correr por intervalos.

Advertisement

Iniciar una actividad es tan sencillo como pulsar el botón inferior, seleccionar la actividad y empezar a movernos. Al término de la sesión se nos ofrece un resumen que incluye métricas de todo tipo incluyendo algunas muy valoradas por los entusiastas del deporte como el consumo de oxígeno, las fases de ejercicio aeróbico, el ritmo, o las pendientes.

Advertisement

Sobre la precisión de estos sensores, es difícil decir si son más o menos exactos que los de otros relojes deportivos. En mis pruebas he salido con el Huawei Watch GT2 y una pulsera Fitbit Charge HR, y las mediciones de pasos son idénticas pero las de pulso siempre son diferentes por algunos latidos. Quizá no sea un pulsómetro profesional, pero a mí me basta. La idea de los cuantificadores de actividad no es medir exactamente cuántos latidos tenemos, sino tener datos con los que poder medir nuestras mejoras al hacer ejercicio. El problema no es la precisión de los sensores ni la aplicación de Huawei, sino cómo se relaciona esta con el resto de aplicaciones.

Hummmm....
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)
Advertisement

La sincronización de datos

Como mencionaba arriba, el Watch GT 2 no tiene tienda de aplicaciones propia, por lo que si quieres usar algún servicio de otros desarrolladores, tienes que confiar en que Huawei haya dispuesto la manera de conectar el reloj a ese servicio. Pues bien, las dos únicas opciones deportivas disponibles cuando entras en el menú correspondiente son Google Fit y MyFitnessPal.

Advertisement

Ni Strava, Ni Runkeeper, ni Endomondo, ni Runtastic, Ni Pacer. Las dos únicas opciones disponibles para sincronizar los datos que se obtienen con el reloj son Google Fit y MyFitnessPal, que es una aplicación de contar calorías y pasos vinculada a la aplicación de correr MapMyRun. Por motivos que se me escapan, Huawei no ha colaborado con otros desarrolladores para crear APIs que permitan esta sincronización. ¡WTF, Huawei!

Advertisement

Vale, no puedo usar Strava en el Huawei Watch GT2, pero ¿Puedo hacer que los datos de un entrenamiento con Strava se combinen con los de Huawei Health aunque sea de manera indirecta? Dispuesto a llegar hasta el final de este asunto, me armé de paciencia y activé la sincronización de datos de Huawei Health con Google Fit. Adicionalmente, instalé MapMyRun y MyFitnessPal con el objetivo de ver si realmente se sincroniza algo y cómo lo hace.

El resultado es bastante desastroso. Si registras una actividad con Huawei Health desde el Watch GT2, la actividad queda registrada automáticamente en Huawei Health y en Google Fit, pero no en MyFitnessPal ni en MapMyRun, y mucho menos en Strava. Para hacer las cosas peores, Huawei Health y Google Fit no comparten datos, sino que cada uno mide las cosas por separado y sus cifras no coinciden ni siquiera en el número de pasos.

Advertisement
Strava ni siquiera es consciente de que hemos hecho una actividad nueva (aún muestra la anterior).
Captura de pantalla: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

¿Cómo es posible? No es muy difícil saber lo que ha pasado. Al terminar de pasear terminé la actividad en el reloj pero me quedé jugando un rato en el parque con mi hija y después regresamos a casa caminando. Google Fit registró todos esos pasos adicionales (muchos de ellos caminando alrededor de un columpio) y los pasos de vuelta a casa. Lo alucinante del asunto es que Huawei Health no comparte ningún tipo de dato de su monitor cardíaco con Google Fit ¿Para qué sirve entonces la sincronización entre ambos hubs de salud?

Advertisement

La única respuesta que se me ocurre es que comparten datos cuándo sales con el reloj, pero sin el móvil. En estos casos Huawei Health sí que envía sus métricas a Google Fit. En cuanto a MyFitnessPal, no registra nada por sí solo. Si seleccionamos Huawei Health como su fuente de datos, la aplicación contará los pasos totales que llevemos en el día, pero no registrará actividades, ni ninguna otra métrica asociada a ellas.

En definitiva, que la integración de los datos no es bidireccional. Si registramos una actividad con Huawei Health no hay forma de exportarla a Strava o a otra aplicación deportiva. Igualmente, si registramos una actividad con alguna de estas aplicaciones, sus datos llegarán a Google Fit, pero no a Huawei Health.

Advertisement

Conclusiones

Comenzaba este análisis preguntándome qué es un smartwatch, y me lo sigo preguntando, porque el Huawei Watch GT2 no me parece un smartwatch. Como mucho me parece un excelente reloj deportivo, pero ¿inteligente? Para ser un reloj inteligente le faltan aplicaciones, posibilidades de configuración y de sincronización con aplicaciones y servicios que la gente usa mucho. Los entusiastas del deporte suelen usar siempre la misma aplicación y saber que no pueden usar el pulsómetro del Watch GT2 con esa aplicación probablemente sea un “no” automático para muchos.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

¿Es la aplicación de salud de Huawei suficiente para la mayor parte de personas? Desde luego que sí. A efectos de medir nuestra actividad es completa, es bonita, sus mediciones parecen lo bastante precisas, y es fácil y divertida de usar. El problema es que, o usas esa aplicación o estás vendido.

Advertisement

Lo que más me enfada de todo esto es que a nivel de Hardware, el Watch GT2 es una auténtica maravilla. Es ligero, fino y cómodo de usar. La autonomía de su batería es pura gloria. La pantalla se ve muy bien incluso a pleno sol, y tan solo la reprocharía un poco de retardo en reacccionar al tacto. El altavoz suena fenomenal, y la posibilidad de hacer llamadas desde el reloj es algo que no sabía que necesitaba.

Para rematar la jugada, el GT2 es un reloj bastante asequible (tanto el modelo de 46mm como el de 42mm cuestan lo mismo: 239 euros). Tiene todo lo que puedo pedirle a un reloj para medir mi actividad física, pero justo en la recta final de la carrera, Huawei decide pararse a recoger flores y no desarrollar el software necesario para que los entusiastas del deporte puedan usarlo con su servicio favorito.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Y a pesar de todo, sigo usando el Watch GT2. Es demasiado bonito y demasiado cómodo, y su autonomía es demasiado conveniente como para dejarlo en un cajón. Es cierto que sus funciones están muy lejos de las del Apple Watch o los relojes con Android Wear. Hace solo un puñado de cosas, pero las hace muy bien (con la salvedad de las notificaciones. Hay que trabajar más en esto, Huawei). Al final, la cantidad de datos que el reloj me ofrece a través de Huawei Health es algo que ninguna aplicación de terceros me puede dar solo desde el móvil. En cierto modo Huawei me ha ganado por la mano, porque ahora uso Huawei Health en lugar de Strava, pero está feo no dar a la gente la libertad de elegir.

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key