Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El humo de los aterradores incendios forestales en Canadá está convirtiendo el día en noche

Foto: Richard Zussman (Global News)

Justo cuando creías que esta temporada de incendios forestales no puede empeorar, llega algo más para recordarte que este año es realmente horripilante en materia de incendios y fenómenos climáticos.

Advertisement

Los residentes de Prince George, en la Columbia Británica de Canadá, una pequeña ciudad a unos 520 kilómetros al norte de Vancouver, se despertaron en la mañana con un cielo completamente oscuro y sin luz solar. La ciudad se encuentra justo al este de los intensos incendios forestales de la Columbia Británica, los cuales han enviado humo a través del Atlántico. Para llegar al océano, el humo tiene que pasar por Prince George, y el resultado ha sido que el cielo suele tener un extraño color naranja, pero el humo se volvió tan espeso este viernes 17 de agosto que convirtió el cielo de la mañana en un aterrador agujero negro, hasta casi el mediodía.

Los habitantes encendieron los faros de sus autos para el viaje de la mañana mientras que las luces de la calle continuaban iluminando la carretera. Esto fue un acontecimiento impresionante, incluso para una ciudad que ha estado cubierta de humo por más de una semana. En mis años de escribir reportajes acerca del cambio climático y los incendios forestales que lo acompañan, no recuerdo haber visto nada parecido.

Si bien el día aclaró un poco antes del mediodía, la calidad del aire seguía siendo muy mala, según las evaluaciones del gobierno de Columbia Británica. La periodista local Nicole Oud tuiteó que “se puede sentir el humo y la ceniza en el momento en que sales a la calle”.

Otras ciudades en la región también están lidiando con altos niveles de contaminación, que pueden causar problemas respiratorios incluso en adultos sanos.

Advertisement

La gran mayoría de la provincia continúa enfrentando un riesgo de incendios de nivel alto o extremo debido a las condiciones secas y calurosas que han plagado gran parte de la costa oeste durante el último mes. Los incendios en el 2018 han quemado casi 4.400 kilómetros cuadrados en Columbia Británica hasta la fecha, básicamente triplicando el promedio anual. Es muy probable que esto no haga más que empeorar debido a los 10 nuevos incendios que comenzaron el pasado jueves, además de los 500 que ya han ocurrido. Dicho de otro modo, es muy probable que el amanecer vuelva a ser cubierto por el humo.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Share This Story