Es la quintaesencia del efecto mariposa. Dos asteroides chocan en alg├║n rinc├│n de nuestro Sistema Solar, y un meteorito siembra el p├ínico en Rusia 290 millones de a├▒os m├ís tarde. Cient├şficos de la Universidad Tohoku, en Jap├│n, han analizado la composici├│n geol├│gica del meteorito de Chelyabinsk, y han podido determinar que es el resultado de la colisi├│n fortuita entre dos meteoritos de mayor tama├▒o.

Seg├║n el profesor Shin Ozawa y su equipo, el b├│lido que cay├│ sobre Rusia el 15 de febrero de 2013 med├şa unos 20 metros de di├ímetro, pero era, en realidad, el fragmento de otro meteorito mucho m├ís grande, de unos 150 metros, que choc├│ contra otro similar en tama├▒o.

La composici├│n de la roca en los fragmentos recuperados muestra ondas de choque y un mineral cristalizado similar a la jade├şta que solo se forma bajo presiones enormes y temperaturas muy elevadas. La estructura de los cristales indica que son producto de un suceso violento y s├║bito, como una colisi├│n.

Las pruebas con is├│topos indican que la colisi├│n tuvo lugar entre dos asteroides masivos hace 290 millones de a├▒os. La hip├│tesis que barajan estos cient├şficos es que el meteorito de Chelyabinsk es un fragmento que se separ├│ tras la colisi├│n y entr├│ en una ├│rbita inestable que lo llevo a terminar saliendo del cintur├│n de asteroides de nuestro Sistema Solar, e impactando contra la Tierra. [v├şa Phys]

Advertisement

Ilustraci├│n: Mark A. Garlick, University of Warwick y University of Cambridge / Foto: Scientific Reports 4, Article number: 5033 doi:10.1038/srep05033

***

Psst! tambi├ęn puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)