Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El mito de los coches con pocos kilómetros: por qué podrías estar pagando de más por ese auto usado

50.9K
10
1
Foto: Subaru

Los concesionarios adoran a las personas que insisten en que los autos usados ​​siempre son mejor compra que los nuevos. Esto es así la mayor parte del tiempo, pero no siempre. Si eres de los que buscan coches con solo unos años y con pocos kilómetros puede que estés pagando por ellos demasiado.

He cubierto numerosos mitos sobre la compra de automóviles en varias publicaciones, algunos de las cuales no parecen desaparecer, pero el que siempre prevalece es el de que todos los coches usados ​​son mejores que los nuevos. La lógica de este consejo generalmente nace con alguien que dice: “Bueno, los automóviles pierden el 40 por ciento de su valor tan pronto como salen del concesionario, por lo que es mejor sea otro el que cargue antes con esa depreciación”.

Advertisement

Aunque este argumento tiene su parte de razón, la pieza que falta es que “de media los automóviles pierden el 40 por ciento de su valor”. No todos los automóviles se deprecian al mismo ritmo. Los automóviles de lujo se deprecian mucho más rápido que los coches que no son de lujo, por lo que comprar un coche usado certificado de BMW, Audi, o Lexus puede proporcionarte un cierto ahorro.

El problema de algunas personas que buscan marcas convencionales es que se concentran tanto en lo que se pueden ahorrar comprando un automóvil usado, que no miran autos nuevois y a veces se pierden una oferta mejor.

Aquí hay dos casos que ilustrarán este punto.

Tenía un cliente en Seattle que acababa de mudarse y estaba buscando un Subaru usado. Le gustaba el acabado Premium y quería algo con un número razonable de kilómetros por menos de $ 25,000. Una muestra representativa de coches de ese mercado confirma que el precio promedio está alrededor de $24,000 para un modelo de 2016, así que parecía una tarea fácil.

Advertisement

Sin embargo, con los nuevos Subaru Outback de 2019 a punto de llegar al mercado, los concesionarios prácticamente regalan los del 2018, con descuentos casi sin precedentes. Pude conseguir un Outback nuevo cuyo precio de venta era $29.854 por $24.776.

Advertisement

Es casi absurdo: son $5.000 de descuento del precio final y me llevé un coche nuevo por solo $776 más de lo que costaban los usados ​​que tenían ya dos años. Cuando te das cuenta de que ese precio de venta lo puedes combinar con la financiación que tu quieras, parece casi absurdo comprar uno usado.

Advertisement

Eso sí, este ejemplo del Subaru no es exactamente algo universal. En este caso obtuve un descuento enorme en un coche nuevo, pero incluso cuando solo se puede obtener un pequeño descuento en el nuevo modelo es posible que merezca la pena comprar uno nuevo aunque sea más caro.

Tenía otro cliente en Los Ángeles que buscaba un Volkswagen GTI usado. Podría haber conseguido fácilmente un modelo de 2015 con 50.000 kilómetros o más por menos de $20.000, pero no quería algo con muchos kilómetros y además quería tener Apple CarPlay, lo cual nos limitaba a los modelos de 2016 o superiores. Una búsqueda en 300 kilómetros a la redonda no nos dio muchos resultados, y todos eran los modelos S de 2017, con un precio medio de alrededor de $23.000.

Advertisement

Estaba viendo anuncios con precios bastante agresivos en los nuevos, así que quería ver por cuánto era posible conseguir un modelo de 2018. La mejor oferta era de $24.799.

Advertisement

Es algo más caro que un coche usado, pero si consideramos que el modelo de 2018 cuenta con alguna tecnología mejorada, mejor diseño y bastante más garantía, los $1800 de diferencia parecen valer la pena.

Advertisement

En definitiva, que la próxima vez que vayas a comprar un coche usado que no sufra tanto la depreciación de las marcas de lujo, ten en cuenta los modelos nuevos, porque la diferencia de precio puede estar mucho más cerca de lo que crees.

Tom McParland es colaborador para Jalopnik y dueño de AutomatchConsulting.com, una página dedicada a ahorrar dinero y eliminar el estrés de comprar o alquilar vehículo. 

Share This Story