Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Kathy Sullivan

Del espacio a lo más hondo de los océanos. Kathy Sullivan, la primera mujer estadounidense en realizar una caminata espacial, se convirtió el sábado en la primera mujer del mundo en sumergirse hasta el fondo del abismo Challenger, el lugar más profundo de la fosa de las Marianas, en el Pacífico occidental.

Advertisement

La exastronauta de la NASA participó en la expedición “Ring of Fire” de Caladan Oceanic a bordo del Limiting Factor, el primer vehículo comercial de inmersión profunda con certificación para llegar al fondo del océano. Junto a ella iba Victor Vescovo, el millonario que financió el sumergible y sirvió de piloto en la inmersión. Vescovo había estado dos veces en el abismo Challenger. Sullivan es ahora la primera mujer (y la octava persona del mundo) en descender los 10.915 metros que separan el lugar más profundo conocido de la superficie del océano.

Sullivan es, además, la primera mujer estadounidense en realizar una caminata espacial. Tuvo lugar fuera del transbordador espacial Challenger en 1984. Curiosamente, tanto la nave de la NASA como el punto más profundo de la fosa de las Marianas reciben su nombre del HMS Challenger, una corbeta de reconocimiento de la Marina Real británica que registró en 1875 la profunda sima que ahora es conocida “abismo Challenger” o “Challenger Deep”.

Advertisement

Sullivan escribió en su blog:

Si colocas el Everest en el abismo Challenger, su cumbre estaría a más de dos kilómetros por debajo del nivel del mar Lo que hace que encumbrar el Everest y llegar al fondo del abismo Challenger sean desafíos tan tremendamente diferentes es la presión del aire. ¿Desde el nivel del mar hasta el Everest? Aproximadamente un 70% menos de presión de aire en la cumbre que a nivel del mar (1013 milibares vs. 253). ¿Presión en el fondo del abismo Challenger? Más de mil veces la del nivel del mar (15.750 libras por pulgada cuadrada, versus 14,7 al nivel del mar).

Advertisement

[Collect Space]

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter