Un a√Īo despu√©s de que que Apple presentase el iPad Pro de 9,7 pulgadas, la nueva iteraci√≥n de Samsung es, cuanto menos, atrevida. Con las mismas l√≠neas elegantes, es igual de ligero y tiene el mismo conector magn√©tico para el teclado. El iPad Pro de Samsung para 2017 se llama, inexplicablemente, Galaxy Tab S3.

T√©cnicamente, y siendo m√°s precisos, esto no solo no es un iPad Pro sino que es el primer tablet Android premium de Samsung en m√°s de un a√Īo. Puede decirse que en 2015 Android perdi√≥ la guerra de los tablets contra iOS. Mientras el sistema operativo de Google reina en la gama m√°s baja y econ√≥mica gracias al barat√≠simo Kindle Fire, nadie ha expresado un deseo m√°s o menos fuerte hacia un dispositivo de $600 d√≥lares en formato tableta y que corra Android. Qu√© demonios, es que ni siquiera nadie expresa ya el mismo deseo hacia los iPads, que siguen reduciendo sus ventas. Quiz√° es que la gente que quiere tablets los tiene desde hace tiempo.

La esperanza de Samsung con respecto a poder cambiar ese hecho viene con un nuevo dispositivo que se parece sospechosamente al √ļnico dispositivo de gama alta que s√≠ consigue vender un n√ļmero notable de unidades, el iPad Pro. Es apenas unos gramos m√°s ligero que el modelo de 9,7 pulgadas, unos cent√≠metros m√°s corto y ambos dispositivos tienen unos 6 mm de grosor. Cuestan, adem√°s, $600 d√≥lares en su versi√≥n de 32 GB, y en ellos se puede desde escribir r√°pidamente a navegar por Facebook sin lag ni retrasos de ning√ļn tipo. Puede que Samsung considere las similitudes entre ambos dispositivos una alabanza retorcida hacia Apple, m√°s que una apuesta descarnada por hacerse con un pedazo del pastel. Apple, y los jueces por lo visto, tienden a no estar de acuerdo.

S√≠ existen, con todo, algunas diferencias entre ambas tabletas. M√°s all√° de correr Android Nougat en lugar de iOS 10, el Tab S3 tiene un Qualcomm 820 (te√≥ricamente m√°s lento que el 835 que llega con el Galaxy S8), viene √ļnicamente en una versi√≥n de 32 GB e incluye, de base, un peque√Īo l√°piz para dibujar en su fant√°stica pantalla AMOLED. Hay que tener en cuenta que, si quieres l√°piz, Apple te obliga a desembolsar otros $100 d√≥lares adicionales.

Advertisement

Ninguno de los dos incluye teclado. Apple te cobra $150 d√≥lares por la funda con teclado que adem√°s se siente como escribir en un lienzo adornado con el pl√°stico de embalar que lleva burbujas. Samsung pone el precio en $130 con unas teclas que, en nuestras pruebas, resultaron algo m√°s c√≥modas y agradables al tacto. Cada tecla, eso s√≠, es lo suficientemente peque√Īa y situada en un lado tan extra√Īo como para que tuviese que revisar dos y hasta tres veces cada vez que escrib√≠a una palabra de esta rese√Īa.

Estoy muy sorprendida de lo √ļtil que es el Tab S3 como dispositivo de productividad. Por un lado Android como sistema operativo no acaba de funcionar en formato tablet, solo una peque√Īa cantidad de apps est√°n verdaderamente optimizadas para el modo apaisado en el que solemos usar los tablets. El sistema se ha enfocado tradicionalmente en los tel√©fonos primero dejando a los tablets en un distante, muy distante, segundo lugar. Por otro, poder escribir esta rese√Īa y ajustar fotos usando el dispositivo fue una sorpresa muy agradable. Dicho todo, si lo que quieres es una experiencia m√°s parecida a la de un laptop, d√©jate de tabletas y ve mejor hacia un Chromebook, ya que esos, al menos, est√°n destinados exclusivamente hacia la productividad como enfoque principal.

Advertisement

El principal problema con el Galaxy Tab S3 es que est√° destinado a existir en el mismo lugar que el iPad Pro. Aunque puede ayudarte a escribir un email o una peque√Īa nota en tu blog y dibujar algo r√°pidamente, su funci√≥n principal consiste en consumir contenido, no crearlo. Es el motivo por el que la pantalla de 2048x1536 soporta HDR y por lo que he conseguido que la bater√≠a me dure una semana, porque lo usaba sobre todo cada noche desde el sof√° tranquilamente para ponerme al d√≠a.

M√°s all√° de todo, el Tab S3 es, fundamentalmente, un dispositivo adicional construido para una audiencia que no estoy seguro de que Samsung o Apple acaben de entender del todo. No creo que esto sea principalmente para negocios, un dispositivo de uso obligado para estudiantes o una necesidad para los artistas. Es un √≠tem de lujo que ambas compa√Ī√≠as insisten que necesitamos pese a que ya tenemos tel√©fonos y computadoras que hacen todo lo que el Tab S3 ya hace. Es el tipo de dispositivo que compras porque est√°s cansado de tener un laptop sobre las rodillas mientras ves la TV o porque quieres llevar algo ligero encima durante los viajes.

Advertisement

Ah√≠, el Samsung Galaxy Tab S3 es muy bueno como dispositivo supletorio. Si has roto tu iPad o, por fin, has ahorrado lo suficiente como para poder permitirte $600 en un tablet, el Tab S3 es una opci√≥n muy correcta. Cuesta $100 menos que el combo iPad Pro + Apple Pencil y su √ļnica pega es lo poco bien que se lleva Android con los tablets. En lo que respecta a aspirantes al trono del iPad, el Tab S3 va a la cabeza.

En resumen:

  • Hace todo lo que quieres del iPad Pro, pero en Android.
  • Android no se lleva demasiado bien con los tablets en formato apaisado. Facebook no est√° mal, y puedes hasta escribir una novela, pero no hay buenas aplicaciones de Twitter.
  • Aunque la funda del telcado cuesta $130 d√≥lares y tiene algunas teclas situadas en lugares bastante frustrantes, el Tab S3 incluye ya un l√°piz, ahorr√°ndote los $100 d√≥lares que cuesta el iPad Pro.
  • Samsung contin√ļa haciendo gala de las mejores pantallas en sus dispositivos. Todo se ve bonito en AMOLED.
  • ¬ŅRealmente necesitas un tablet de $600 d√≥lares para usar en el sof√° mientras jugas al mahjong y buscas algo en IMDb?