Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

En estos nuevos tiempos del coronavirus, todos nos hemos tenido —más tarde o más temprano— que replantear nuestras prioridades. Nos hemos dado cuenta de que podemos estar sin fútbol. Sin coches. Demonios, podemos (mal)vivir hasta sin bares. En cambio, lo que antes parecía secundario, como dar un paseo por el parque o darle un abrazo a nuestros padres, se ha convertido en todo un lujo. Y ahora que estoy haciendo esta review sobre el nuevo Oppo Find X2 Pro, me he dado cuenta de que mis prioridades han cambiado, también a la hora de usar un teléfono.

Advertisement

No me malinterpreten. No he dejado de echar de menos los partidos del Atleti. Y me muero por tomarme unas cervezas con mis amigos en una terraza, llueva, nieve o truene. Pero, para bien y para mal, he aprendido a valorar otras cosas, que, en el caso que nos compete, son la pantalla y la carga rápida de este teléfono. Pero no pasemos a las conclusiones todavía.


El diseño del Oppo Find X2 Pro no es especialmente rompedor, pero es discreto y elegante. La versión que hemos probado es la de negro cerámico, pero si tienes la oportunidad, hazte con la versión de cuero vegano naranja, es mucho más bonita y le da a su estética un toque más especial. Sin embargo, casi con total seguridad vas a querer hacerte con una funda. Como podrás ver más abajo, el módulo de cámara sobresale bastante de la parte trasera del teléfono, pero es un inconveniente con el que podré vivir si esto se traduce en mejores fotos. Y esto es justo lo que ocurre.

El móvil es ligeramente pesado (217g), aunque no lo suficiente como para que se haga incómodo manejarlo con una sola mano. Otro punto a favor de la versión de cuero, ya que es algo más ligera que la de negro cerámico (200g). Aun así, ambas versiones tienen el aire premium de los gama alta del mercado.

El módulo de pantalla sobresale demasiado, pero hacer buenas fotos tiene un precio. 
Foto: Julio Cerezo
El módulo de pantalla sobresale demasiado, pero hacer buenas fotos tiene un precio.
Foto: Julio Cerezo

¿La mejor pantalla del mercado?

La pantalla merece mención aparte. Ante nosotros tenemos un panel OLED curvo de 3168 x 1440 (3K QHD+) y 6,7 pulgadas que es una delicia. OnePlus, la prima hermana de Oppo (estas dos compañías y Realme pertenecen al mismo grupo: BBK Electronics) ya marcó un antes y un después con la pantalla de 90 Hz de su OnePlus 7 Pro, y este año ambas compañías, que presentan un panel casi idéntico en sus buques insignia, parece que son el rival a batir en este apartado.

Al contrario que alguno de sus rivales, como el Samsung Galaxy S20, el Find X2 Pro no te hace elegir entre su máxima resolución o los 120 Hz. Además, Oppo ha incluido algo que ha bautizado como Motor 01 Ultra Vision, un chip que promete mejorar la calidad de los vídeos que veas y aumentar su frame rate cuando toque. Mi recomendación es que no actives la opción de mejora de movimiento para evitar el terrible “efecto telenovela” (quizás tenga un pase en momentos muy puntuales cuando vayas a jugar), y si ves que agotas tu batería en un santiamén, podrás vivir sin estas dos opciones activadas.

Los colores que vemos son bastante precisos y el brillo que alcanza (que según Oppo puede alcanzar 1200 nits de manera local) hace sorprendentemente fácil usar el móvil a plena luz del día.

La pantalla del Find X2 Pro es maravillosa. Punto.
Foto: Julio Cerezo
La pantalla del Find X2 Pro es maravillosa. Punto.
Foto: Julio Cerezo

Aunque me echen la bronca los puristas, y más teniendo en cuenta que vengo del mundo audiovisual, consumo mucho vídeo en el móvil, y tener una pantalla así delante no hace más que invitarme a seguir haciéndolo. (Si algún día me encuentro con Scorsese, negaré todo esto). Después de pasarme unas semanas con el Find X2 Pro, la pantalla se ha convertido en un deal breaker para mi.

Este móvil vuela

Las entrañas del móvil también son pura dinamita: un chip Snapdragon 865, 12GB de RAM y 512GB de almacenamiento. Con estas especificaciones puede hacer de todo sin despeinarse. Debajo de la pantalla hay un lector de huellas dactilares que funciona a la perfección y que podrás usar simultáneamente junto con el reconocimiento facial para que el desbloqueo sea incluso más rápido.

La batería de 4260 mAh no es para tirar cohetes, y es difícil pasar un día entero sin echar mano del cargador, sobre todo si aprovechas los 120 Hz y la resolución máxima de la pantalla (y seamos sinceros, si no lo haces, es como comprar un Ferrari y no llevarlo a más de 80 en carretera). Eso sí, te aseguro que esto no va a ser un problema, y la culpa de todo la tiene el sistema SuperVOOC 2.0 de Oppo. En 15 minutos el móvil ya había recargado su batería hasta el 54%, y a más del 90% en media hora. Los cargadores del resto de mis aparatos electrónicos parecen ahora sacados de la Edad Media. ¡No te lo perdonaré jamás, Oppo! Habrá que ver lo que hace esto con la salud de la batería a largo plazo (nada bueno, seguro), pero es algo con lo que creo que podré vivir.

En el apartado de cámara tampoco se queda corto el nuevo Find X2 Pro. Su lente principal tiene 48 MP y una apertura f/1.7. También tiene una lente ultra gran angular de 48MP, y apertura de f/2.2; y una lente periscopio de 13MP. En general, las tres lentes le dan una polivalencia bastante interesante al teléfono. En términos de detalle y rango dinámico el resultado es muy bueno, además de que no tiende a sobresaturar las fotos como hacen otros teléfonos en el procesado posterior. Solo en algunas fotografías con el modo noche me he encontrado con colores algo más alejados de la realidad y a veces sobresaturados.

ColorOS aún tiene margen de mejora

La capa de personalización de Oppo basada en Android 10 ha sido una grata sorpresa. Tanto los menús como las animaciones son limpios, rápidos e intuitivos, y aprovechan bien los 120 Hz de la pantalla. He encontrado algunas cosas bastante útiles, como la opción similar al “Always on Display” de Samsung, que nos permite ver el reloj y algunas notificaciones siempre en pantalla con el móvil bloqueado; las herramientas de bienestar digital, que permiten limitar algunas funciones para cuando no queremos distracciones o necesitamos prepararnos para ir a la cama; o las opciones de grabación de pantalla. Además, aunque yo no muy fan de estas cosas, se que muchos estarán encantados con el modo oscuro del teléfono.

El asistente inteligente de Oppo (izquierda) es una pantalla de personalización interesante, pero los botones son demasiado pequeños y hay pocos widgets entre los que elegir. Espero que copien algunas de las opciones de OxygenOS (derecha).
GIF: Julio Cerezo

Creo, sin embargo, que ColorOs tiene algunas cosas que pulir. Cambiar las apps de sitio es un proceso que me quitado años de vida. Y también creo que nadie se enfadará si Oppo copia algunas cosas a OxygenOS —la capa de personalización de Android de OnePlus—, como por ejemplo, su cajón de herramientas, ya que si vas a tener una función parecida, al menos que sea igual o mejor. Aun así, estos son cosas menores, y no creo que tardemos en ver mejoras en alguno de estos apartados en las próximas actualizaciones.

Cambiar las apps de sitio ha sido mi infierno particular, ya que se descolocan sin ton ni son. Oppo tiene que hacer algo con esto.
GIF: Julio Cerezo

Si tenemos que buscarle un fallo importante al teléfono es que no dispone de carga inalámbrica. Es cierto que teniendo esa maravilla de cargador de 65W se le puede pasar por alto, pero esta carencia absurda con los tiempos que corren hará que pierda algún adepto por el camino.

El Oppo Find X2 Pro es sin duda uno de los mejores smartphones de este año. Su rendimiento está fuera de toda duda y su pantalla o su carga rápida van a ser la envidia del resto de sus compañeros de clase. El precio de 1.199 euros puede echar para atrás a más de uno, aunque por el momento, Oppo ofrece de regalo unos auriculares de 300 euros de Bang&Olufsen, que ayudan a hacer que ese desembolso sea algo menos doloroso. Y si esto te sigue pareciendo excesivo, siempre puedes echar mano al Oppo Find X2, que cuesta 999 euros y viene con los mismos auriculares de regalo. Tendrás que sacrificar algo de almacenamiento interno, batería, el teleobjetivo y un poco de resolución en la cámara ultra gran angular, pero el resto de cosas importantes se mantienen igual.

Si Oppo sigue así, será un serio aspirante al título. Y, aunque haya hecho que cambien mis prioridades, tengo clara la primera: ¡que vuelvan ya los bares!

En resumen

  • No se le puede poner ni un pero a su rendimiento y especificaciones.
  • La pantalla es una maravilla y ha multiplicado exponencialmente las horas que me paso viendo vídeos en ella.
  • La carga rápida de este teléfono va a marcar un antes y un después. Ha conseguido que el resto de mis cargadores parezcan sacados de la Edad Media, aunque probablemente tenga un coste para la salud de la batería a largo plazo.
  • Las cámaras del teléfono son muy buenas y polivalentes.
  • No tiene carga inalámbrica. Esta es una carencia que no debería tener un móvil de esta categoría.
  • Hacerte con un gama alta tiene un precio, concretamente 1.199 euros.

Share This Story

Get our newsletter