Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)

El Galaxy S20 Ultra es el buque insignia de Samsung para el año 2020. Tiene la pantalla más grande, la cámara con más megapíxeles, el zoom más largo y las opciones de memoria más amplias de toda la gama Galaxy S20, que consiste en tres modelos. Pero también es el Galaxy S más caro la historia, justo cuando menos gente está renovando su teléfono. Ahora que por fin está bajando de precio, vale la pena preguntarse si este es el mejor Galaxy que puedes comprar.

Advertisement

Advertisement

Este teléfono es un tanque

Con una pantalla de 6,9 pulgadas y más de 220 gramos de peso, el Galaxy S20 Ultra es un teléfono muy grande. Su diseño de vidrio curvado con un marco metálico fino facilita bastante el agarre, pero si añades una funda, como la que viene en la caja, el peso y el grosor se vuelven excesivos para alguien que no esté acostumbrado a los smartphones grandes. Al final te acostumbras, como a todo, pero el S20 Ultra nunca será compatible con los pantalones más ajustados de tu armario. Es el precio a pagar por una cámara tipo periscopio, una pantalla gigante y una batería que pueda asumir su consumo.

Advertisement

La calidad de construcción es excelente, como cabe esperar de un teléfono de esta gama, pero es… aburrido. Particularmente si tenemos en cuenta que el Galaxy Note 10 se lanzó con un vistoso revestimiento que reflejaba todos los colores del arcoíris. El S20 Ultra es deliberadamente serio, con apenas dos opciones de color (gris y negro) y un panel trasero que podríamos describir como sobrio si no fuera por el gigantesco módulo de cámara que lleva grabada la inscripción “Space Zoom 100X” (más sobre esto más adelante).

Advertisement

A pesar de estar hecho en vidrio, no es excesivamente resbaladizo ni atrapa tantas huellas como otros teléfonos. Tanto el panel frontal como el trasero son Gorilla Glass 6, lo que significa que deberían resistir por igual a las caídas. El frontal viene además con un film protector ya instalado, pero ese milímetro de pantalla que le falta por cubrir (presumiblemente para que no se despegue con la funda) me pone un poco nervioso.

El primero sin jack de auriculares

Este año, Samsung ha tomado la decisión de poner las curvas pronunciadas en el panel trasero en lugar de la pantalla, lo que me parece un acierto. La pantalla sigue estando ligeramente curvada, pero no tanto como la de los predecesores del S20. En mi experiencia, las pantallas curvadas solo tienen un beneficio estético: me parecen bonitas, pero no les encuentro ninguna utilidad práctica; de hecho, producen sombras visibles desde ciertos ángulos.

Advertisement

El Galaxy S20 Ultra tiene dos botones físicos en el lateral derecho. El grande es el de volumen y el pequeño es el de bloqueo. Una pulsación larga al botón de bloqueo abre Bixby, el asistente de voz de Samsung. Si no usas Bixby, puedes cambiar esta acción por la de abrir el menú de apagado desde Ajustes > Funciones avanzadas > Botón Función. Dos pulsaciones cortas al botón de bloqueo abre la cámara. Esta acción también se puede personalizar desde el mismo menú, en este caso para abrir cualquier otra aplicación.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Por increíble que parezca, los S20 son los primeros Galaxy S sin toma de auriculares. Hay un puerto USB-C en el centro de la parte inferior del dispositivo que puedes usar para conectar los auriculares AKG que vienen con el teléfono, pero Samsung está apostando fuerte por los auriculares inalámbricos conlos nuevos Galaxy Buds+, que salieron junto a la serie S20 y pueden cargarse sobre los teléfonos con la carga inalámbrica inversa. Lo que sí mantiene Samsung es la doble bandeja SIM en la parte superior. Sirve para usar dos nanoSIM al mismo tiempo o una nanoSIM y una tarjeta de memoria microSD. El Galaxy S20 Ultra también es compatible con tarjetas virtuales eSIM, si tu operadora las soporta.

La pantalla es de otro nivel

La pantalla Dynamic AMOLED 2X del Galaxy S20 Ultra tiene muy pocos peros. Samsung ha logrado reducir el tamaño del agujero de la cámara y los bordes del panel hasta un punto en el que ya no cuenta con mucho margen de maniobra, más allá de eliminarlos por completo. La pantalla es tan grande y tan buena que llevo tiempo sin tocar el iPad. No hace falta una pantalla más grande para tumbarse en el sofá a ver vídeos de YouTube. Tampoco para jugar, ahora que jugar en streaming con el teléfono se está poniendo interesante. El panel tiene certificación HDR10+ y DCI-P3. El contraste y la fiabilidad de los colores son de otro nivel, difícil de encontrar en teléfonos más baratos. Pero el brillo es quizá lo más perceptible para el usuario: con picos de 1342 nits, según DisplayMate, es uno de los mejores teléfonos para usar bajo el sol.

Advertisement

Claro que todo esto ya lo tenía la pantalla del Note 10. La diferencia del S20 Ultra es ese “2X” que hace referencia a la tasa de refresco de 120 Hz. Aquí empiezan los peros. Si bien la pantalla tiene una resolución Quad HD+ de 3200 x 1440 píxeles, los 120 Hz solo se pueden activar a resoluciones más bajas, hasta 1080p, para ahorrar batería. Para mí, no hay debate: prefiero el salto de 60 a 120 Hz. Es difícil volver atrás una vez que te acostumbras a la alta frecuencia: las animaciones son más fluidas, más naturales. En cambio, es fácil vivir en los 1080p cuando el contenido que consumimos sigue en esa resolución.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Lo sé, no es una solución ideal, pero Samsung no confía en la batería del Galaxy S20 para actualizar la pantalla 120 veces por segundo. De hecho, los 120 Hz vienen desactivados por defecto: tienes que ir a Ajustes > Pantalla > Fluidez de movimientos para activarlos. Y ya que estás ahí, prueba los dos modos de pantalla —Intenso y Natural— para ajustar la saturación y el balance de blancos a tu gusto. Samsung activa de fábrica uno u otro modo según el país donde compres el teléfono, pero es muy posible que los colores del modo Intenso te resulten demasiado saturados y los del modo Natural demasiado apagados.

El Exynos no está a la altura de Qualcomm

Samsung vende un Galaxy S20 Ultra con 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento en ciertos mercados, pero la versión que estoy probando es la básica, que de básica no tiene mucho. Con 12 GB de RAM y 128 GB de memoria UFS 3.0 ampliables mediante microSD, el Galaxy S20 Ultra es la bestia que el apellido “Ultra” promete. La combinación de un hardware potente —en especial de la pantalla de 120 Hz— con un software muy pulido convierte al S20 Ultra en el móvil más rápido que haya sacado Samsung (aunque no hubiera estado mal que la compañía pusiera 256 GB de base en su teléfono más caro).

Advertisement

Si hay algo que arrastra la experiencia del S20 Ultra es el procesador Exynos 990, mucho menos eficiente que el Snapdragon 865 que llevan los modelos a la venta en Estados Unidos y Corea. Sí, este año Samsung ha optado por un procesador de Qualcomm para su propia casa, pero ha dejado al resto del mundo a merced de un chip de su marca que se calienta más y consume más batería, entre otros problemas conocidos.

A la hora de la verdad, más allá del consumo energético —que puede dejarte sin teléfono hacia el final de una jornada intensa si no activas el optimizador de batería—, no he tenido muchos problemas con el S20 Ultra en su versión Exynos, pero otros usuarios atribuyen al procesador de Samsung errores de compatibilidad, sobrecalentamiento y un extraño tinte verde en la pantalla. También achacan al Exynos las inconsistencias en el enfoque de la cámara, que sí he sufrido, pero que afectaba también al modelo Snapdragon antes de las actualizaciones.

Advertisement

El software ya es mejor que el de los Pixel

Se acabó el mito de que los Pixel tienen la mejor versión de Android. Tuve un Pixel 3 antes de pasarme al Samsung y no me alcanzan los dedos para contar los problemas que me dio, de los cuales el más grave fue que desaparecieran unas cuantas fotos de la galería. Mientras tanto, la interfaz de Samsung ha alcanzado la excelencia.

Advertisement

Basada en Android 10, One UI 2.1 incluye un nuevo modo oscuro que puedes activar de forma transversal en todo el sistema (y que incluso invierte los colores de las páginas web sin afectar a las imágenes, para que sea más cómodo navegar a oscuras). También tiene un nuevo modo de control por gestos que hace desaparecer la botonera de navegación para aprovechar todo el alto de la pantalla, pero no es tan buena o intuitiva como la de iOS.

One UI 2.1 con el modo oscuro activado
One UI 2.1 con el modo oscuro activado
Captura de pantalla: Matías S. Zavia (GizmodoES)
Advertisement

Como la versión anterior, One UI 2.1 es una interfaz limpia, rápida y diseñada en dos mitades para que todo lo que tengas que hacer con los dedos lo puedas hacer en la mitad de abajo, sin riesgos de tendinitis. Samsung DeX también sigue ahí, pero es cada vez menos relevante gracias a la sincronización entre el teléfono y Windows 10 a través del servicio Conexión a Windows. Como punto negativo, el S20 Ultra viene con varias aplicaciones de Microsoft preinstaladas de fábrica, como LinkedIn, Outlook y la suite móvil de Office.

La cámara ha mejorado, pero no lo suficiente

A pesar de tener una de las configuraciones de cámara más avanzadas sobre el papel, la cámara es uno de los apartados que más decepciona en este Galaxy S20 Ultra. Hubo un par de actualizaciones de software que solucionaron en gran medida algunos problemas, sobre todo relacionados con el enfoque automático, pero el procesado de las fotos sigue siendo demasiado inconsistente. Es una cámara muy versátil cuando hay luz, pero mediocre al caer la noche.

Advertisement

Digamos que el teléfono recae en problemas fotográficos del pasado, quizá para compensar la falta de luz en los pequeños píxeles del sensor principal de 108 MP. Tiende a suavizar demasiado algunas texturas y a enfocar artificialmente los bordes de otras. El rango dinámico también es inconsistente, y no es raro que algunos cielos y algunas luces salgan quemadas en situaciones que teléfonos más baratos solucionan sin inconveniente.

El sensor frontal de 40 MP es bastante bueno, quizá la mejor cámara de selfies en un Samsung, pero de nuevo, el procesado tiende a suavizar demasiado la piel. Me pregunto si esto tiene que ver con los gustos coreanos por las pieles suaves o simplemente Samsung es incapaz de sacarle partido a sus sensores.

Advertisement

En cuanto al Space Zoom de 100X, lamentablemente, es puro marketing. La primera cámara periscopio de Samsung no es muy diferente a las de Huawei y Oppo. De hecho, es bastante frustrante porque sustituye al teleobjetivo típico de 2 aumentos, que en mi experiencia es más útil (para retratos) que un zoom óptico de 4 aumentos. El 4x está muy bien para fotos en detalle de escenas que están a cierta distancia, e incluso el zoom híbrido de 10x es excelente, pero a partir de ahí la pérdida de detalle es notable. 30 debería ser el máximo usable, pero Samsung lo estiró a 100 por llegar a ese número insólito. Por no hablar del zoom 2x, que ahora es una mala ampliación digital de la cámara principal.

Advertisement

El 5G no te cambiará la vida

Que toda la gama Galaxy S20 tenga 5G de serie en países como España es un extra que solo entusiasma a los fabricantes de antenas y las operadoras que invierten en esta tecnología. Ok, estoy generalizando demasiado, pero todavía no estamos en ese punto en el que los usuarios notaremos el salto. Por suerte, el despliegue se está acelerando y no tardaremos en ver una cobertura más amplio.

Advertisement

En cuanto a la conectividad del teléfono, he tenido algunos problemas extraños, como bajones de señal, pero no sé si achacarlo al módem Exynos o a un problema local relacionado con el confinamiento y la saturación de las redes.

Su enorme batería de 5000 mAh garantiza que el S20 Ultra será capaz de completar un día normal de trabajo, pero puede tener algunos problemas para llegar al final de una jornada intensa, como cuando viajas y usas el teléfono para trabajar o estás de vacaciones haciendo fotos y usando el navegador GPS. El optimizador de batería puede ayudar en esos casos, pero lo máximo que he podido extraer de la batería en una jornada intensa son seis horas de pantalla.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Matías S. Zavia (GizmodoES)

El Galaxy S20 Ultra soporta carga rápida de 45 W, pero viene con un cargador de 25 W. También puede usar cargadores inalámbricos Qi de 15 W y dar energía a otros dispositivos con una potencia de carga inalámbrica de 9 W.

Advertisement

Mejora el sonido, pero también la vibración

Por su diseño sin bordes, el Galaxy S20 Ultra no tiene mucho espacio para un altavoz superior, pero aun así oculta un pequeño auricular bajo la pantalla que acompaña al altavoz principal para enriquecer el sonido estéreo. El conjunto suena fuerte y aún mejor que el Note 10, pero sigue con margen de mejora en los graves. Como punto negativo, el altavoz inferior es bastante fácil de cubrir con la mano. No hay muchas otras opciones cuando un teléfono es todo pantalla.

Advertisement

Un apartado que no se suele tener en cuenta, especialmente en el ecosistema Android, es el de la vibración, pero el motor háptico del S20 Ultra, similar al del Note 10, da un salto de calidad en la vibración que permite a Samsung jugar con toques suaves en los dedos cuando estás tecleando o cuando presionas el obturador de la cámara. Sin embargo, y por razones que no soy capaz de entender, la vibración que hace el teléfono por defecto cuando entra una llamada es irritantemente escandalosa. Pero se puede personalizar.

Por último, el sensor de huellas ultrasónico ha mejorado tanto que ya no hace falta activar el reconocimiento facial (más rápido, pero más inseguro). Sigue siendo ligeramente más lento y más propenso a fallos que los sensores capacitivos, pero es suficientemente rápido y fiable para usarlo sin fricciones. Además está en una posición perfecta para el pulgar, pero lo mejor es que no te deslumbra por la noche como los sensores ópticos de otros fabricantes.

Advertisement

¿Cuánto cuesta el Samsung Galaxy S20 Ultra?

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sam Rutherford (Gizmodo)
Advertisement

Dicen que las ventas del Galaxy S20 Ultra ya estaban por debajo de las estimaciones de Samsung antes de que se desatara la pandemia de covid-19, y apostaría a que el precio fue el problema principal. Mi recomendación sería no comprar el Samsung Galaxy S20 Ultra 5G al precio oficial de 1360 euros. Es demasiado dinero para un teléfono que no te va a ofrecer la mejor cámara, ni la mejor batería, ni el rendimiento de un Snapdragon 865 en su versión Exynos. Ahora que ha bajado más de 100 euros y se puede encontrar por 1250 en tiendas como Amazon, es un poco más tentador.

Sin embargo el Samsung Galaxy S20+ 5G también ha bajado 100 euros y se puede encontrar en Amazon por menos de 1000, mientras que la versión 4G del mismo teléfono (con 8 GB de RAM en vez de 12) va por 830. Al final, la decisión dependerá de tu presupuesto y de tu interés por el Super Zoom, pero el S20+ tiene un diseño más ergonómico, una configuración de cámara menos problemática y el mismo procesador. Además, te ahorras más de 400 euros. El Ultra no sale bien parado en la comparativa.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter