GIF: Segway

Uno de los problemas de logística de las empresas de alquiler de patinetes que están surgiendo por el mundo es tener que recoger los scooters para recargar manualmente sus baterías. Segway promete solucionar este problema con un patinete eléctrico que puede conducirse en remoto hasta su estación de carga.

Segway fue adquirida en 2015 por el grupo chino Ninebot, que a su vez guarda estrechos lazos con Xiaomi, otro de los grandes fabricantes de la floreciente industria de patinetes el√©ctricos. En un evento en Pek√≠n, el grupo present√≥ el viernes un nuevo patinete llamado Segway KickScooter T60 que a√Īade funciones de conducci√≥n semiaut√≥noma asistidas por una inteligencia artificial en la nube.

Advertisement

El Segway KickScooter T60 tiene dos ruedas delanteras para mantenerse en equilibrio y puede ser operado en remoto gracias a un sensor de obstáculos ultrasónico y una cámara. En un vídeo de presentación, un operario gira el manillar del patinete desde su oficina para dirigir la cámara en una intersección y comprobar que puede cruzar la calle con seguridad, lo que da a entender que las capacidades semiautónomas del patinete son bastante limitadas.

Se espera que el Segway KickScooter T60 llegue a las calles de China a principios de 2020. Costará 10.000 yuanes ($1420), cinco veces más que un patinete eléctrico convencional. Ninebot está convencida de que las empresas de alquiler de patinetes amortizarán el precio ahorrándose los gastos de mantenimiento que suponía recoger los patinentes todas las noches para recargar sus baterías.

En una entrevista ofrecida a Reuters, el CEO de Ninebot dijo que Uber y Lyft, que ya se están expandiendo en el negocio de los patinetes compartidos, estarán entre los primeros clientes de esta nueva tanda de scooters semiautónomos.