Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El primer vuelo de la nave Starliner de Boeing casi acaba en desastre

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Bill Ingalls (NASA)

La nave Starliner de Boeing fracasó en su primer intento de llegar a la Estación Espacial Internacional por un desfase de 11 horas en su reloj interno, pero la NASA ha revelado ahora que hubo otras “muchas anomalías” durante el vuelo.

Advertisement

En septiembre de 2014, la NASA seleccionó a SpaceX y Boeing para el desarrollo de dos cápsulas que llevarán astronautas a la Estación Espacial Internacional desde suelo estadounidense. SpaceX recibió 2600 millones de dólares y Boeing, 4200 millones. En marzo de 2019, tras una serie de retrasos, la nave Crew Dragon de SpaceX voló al espacio, se acopló a la estación espacial y regresó a la Tierra, completando con éxito su primer vuelo orbital sin tripulación.

La Starliner de Boeing realizó su primera misión orbital sin tripulación en diciembre de 2019. La misión debía durar ocho días, pero un fallo obligó a aterrizar la nave cuando solo llevaba 48 horas en órbita. La Starliner no encendió sus motores en el momento previsto, por lo que no llegó a acercarse a la estación espacial. Según una investigación preliminar de la NASA, un error de código había hecho que la nave extrajera la hora del Atlas V, su vehículo de lanzamiento, lo que había creado un desajuste de 11 horas en su reloj interno.

Advertisement

Ahora, la NASA ha revelado un segundo error de software que podría haber causado serios problemas si no se hubiera detectado horas antes de que la nave regresara a la Tierra. El fallo, localizado en la secuencia de reingreso en la atmósfera de la Starliner, habría hecho que un conjunto de propulsores se disparara de manera incorrecta, haciendo que el módulo de servicio chocara contra el módulo de la tripulación, lo que podría haber dañado el escudo térmico del habitáculo o provocado un giro incontrolado de la nave durante su descenso. El error fue detectado la noche antes de que la nave ingresara en la atmósfera gracias a que el fallo del reloj llevó al equipo de la misión a revisar el software.

La NASA ha informado también de un tercer fallo que impidió al equipo de Boeing comunicarse de forma fiable con la nave en los minutos posteriores al lanzamiento. Al parecer, no fue un problema de la antena o del sistema de comunicaciones a bordo de la nave, sino un problema de ruido que Boeing ha atribuido a las frecuencias asociadas con las torres de telefonía celular en tierra.

Advertisement

La NASA ha admitido que su supervisión de la misión fue insuficiente. Todos los errores deberían haberse detectado en alguno de los múltiples controles que realizaron ambas partes. Boeing dice que revisará a fondo el código de la Starliner, que consta de más de un millón de líneas. No está claro cuándo volverá a volar esta nave, que ha recibido el nombre de Calypso. Estaba planeado que llevara cuatro astronautas a la Estación Espacial en noviembre de este año.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter