Yoshiaki Nishimura no es tan conocido como el m√≠tico Hayao Miyazaki, pero ha sido el m√°ximo responsable de producci√≥n de la c√©lebre compa√Ī√≠a japonesa de cine de animaci√≥n Studio Ghibli hasta hace muy poc. Recientemente, Nishimura se ha convertido en el epicentro de una pol√©mica debido a unas declaraciones sobre la diferencia entre hombres y mujeres a la hora de hacer cine.

Advertisement

En una entrevista concedida a The Guardian, Nishimura respondi√≥ a una pregunta sobre si Studio Ghibli contratar√° alg√ļn d√≠a a una directora de cine. La opini√≥n del productor fue bastante desafortunada:

Depende de qué tipo de film se trate. A diferencia de los films con actores reales, la animación debe simplificar el mundo real. Las mujeres tienden a ser más realistas y gestionan muy bien el día a día. Los hombres, por contra, tienden a ser más idealistas, y las películas de fantasía necesitan ese enfoque idealista. No creo que sea una coincidencia que se suelen elegir hombres.

Poco después, Nishimura trató de matizar estas declaraciones desde la cuenta oficial de Studio Ponoc, el estudio que acaba de fundar tras salir de Ghibli, sin mucho éxito. Finalmente, el productor se disculpó oficialmente con la siguiente declaración:

Me gustar√≠a pedir disculpas por mis declaraciones el pasado 6 de junio en un art√≠culo de The Guardian. El art√≠culo est√° basado en una entrevista realizada en el Reino Unido el 28 de septiembre de 2015 y s√≠, son declaraciones m√≠as totalmente ciertas. En primer lugar, dej√© Studio Ghibli a finales de 2014 y ya no soy un empleado de la compa√Ī√≠a. Me gustar√≠a disculparme si he ofendido a los fans de Ghibli dando a entender que mis declaraciones eran representativas del estudio.

En segundo lugar, y en referencia al comentario en el que digo que los hombres son más idealistas y las mujeres más realistas, debo reconocer que se trata de un punto de vista discriminatorio. He estado reflexionando y he aprendido una lección: el género no está relacionado con hacer películas. Mis más sinceras disculpas.

Advertisement

[vía The Guardian]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.