Imagen: Getty

Imagina por un momento que tienes una noche de martes aburrida en el trabajo mirando el radar en el sur de California para el Servicio Meteorológico Nacional.

Entonces algo extra√Īo te llama la atenci√≥n. Hay una masa de movimiento lento que viene desde el norte y se dirige hacia el sur de California. Enseguida te das cuenta de que no se trata de una nube de lluvia, o de un sistema meteorol√≥gico, pero es igual de grande: una mancha de kil√≥metros que avanza hacia San Diego. Con todas las noticias sobre ovnis √ļltimamente, te tomas un segundo para preguntarte si finalmente esta invasi√≥n extraterrestre que la televisi√≥n ya est√° aqu√≠.

La masa gigante observada esta semana era en realidad un grupo de mariquitas kilom√©tricas que volaban a 1.500 metros en el aire. La ‚Äúfloraci√≥n‚ÄĚ de mariquitas era m√°s densa en una masa de 16 kil√≥metros en el medio y la gente pod√≠a verla como ‚Äúmotas‚ÄĚ voladoras desde el suelo.

Gracias a las imágenes de radar compartidas por el Servicio Meteorológico Nacional y publicadas por Los Angeles Times, podemos ver que el apocalipsis adorable se veía así:

Advertisement

Las mariquitas, uno de los pocos insectos que no causan que nos arrepintamos de disgusto, ser√°n buenas reinas una vez que aterricen y elijan su ciudad capital.

Advertisement

Un informe de Los Angeles Times detalla c√≥mo en la primavera, las mariquitas recogen y migran anualmente desde las monta√Īas de Sierra Nevada para aparearse, comer y poner huevos.

Que Dios, que es claramente una mariquita vengativa y cachonda, tenga misericordia de nuestras almas.