Ni base, ni marco ni mueble. El televisor del futuro podría ser tan simple y fascinante a la vez como la imagen de arriba: una lámina de cristal apoyada en la pared. Es de hecho lo que Philips ha anunciado como su próxima gama de televisores, llamados DesignLine TV, disponibles en 46 y 55 pulgadas y que estarán a la venta a partir de junio primero en Reino Unido. No hay datos todavía sobre el precio, pero se pueden ver los primeros detalles aquí.

Philips asegura que quiere converir la tecnolog√≠a a la vez en arte, en decoraci√≥n. El producto est√° pensado tanto para apoyarlo en la pared como para colgarlo de la misma, como si fuera un cuadro sin marco. Por supuesto, un tema clave es c√≥mo evitar que se caiga a la m√≠nima y se rompa en mil pedazos. ¬ŅFundas en todo el contorno como se hace ahora con los smartphones? ¬ŅAlguna base en concreto? Est√° por ver.

Advertisement

No hay muchos más detalles sobre las especificaciones, más allá de que se trata de un televisor Full HD LED TV, por supuesto con conexión a Internet (Smart TV) y muchas más funcionalidades que iremos conociendo. Es un televisor real, del presente, pero la idea parece más bien del futuro. [Philips]