Foto: Getty

Buenas noticias para la libertad de expresi√≥n, ese derecho tan perseguido y tan maltrecho √ļltimamente en Internet. El Tribunal Supremo ha absuelto a la tuitera Cassandra Vera Paz, condenada hace casi un a√Īo por la Audiencia Nacional por hacer un chiste sobre el almirante Carrero Blanco, asesinado por ETA en 1973.

Advertisement

La sentencia del Supremo establece que Cassandra Vera no es culpable de un delito de humillaci√≥n a las v√≠ctimas del terrorismo. El m√°ximo tribunal en Espa√Īa a√Īade que la tuitera hizo ‚Äúun chiste f√°cil y de mal gusto relacionado con la forma en que se produjo el atentado terrorista‚ÄĚ, pero que en ning√ļn caso ese chiste es asumible como causa en una condena penal. Seg√ļn la sentencia, la ocurrencia es ‚Äúreprochable social e incluso moralmente en cuanto mofa de una grave tragedia humana‚ÄĚ pero no constituye delito.

Cassandra ha expresado su satisfacci√≥n por la sentencia en Twitter y ha recordado que hay m√°s causas pendientes en Espa√Īa contra personas por el mero hecho de haber expresado una opini√≥n inc√≥moda.

Advertisement

La sentencia es importante porque sienta precedente en jurisprudencia en relaci√≥n a los chistes de este tipo en redes sociales. Los magistrados del supremo explican que no hubo ensa√Īamiento o humillaci√≥n hacia la v√≠ctima, y que los comentarios sobre lo alto que subi√≥ el coche en el atentado que le cost√≥ la vida son un chiste f√°cil, trillado y agotado que lleva haci√©ndose desde 1973. [v√≠a El Mundo]