Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El único ciclón en la Tierra en este momento es un monstruo de categoría 4 que azota Filipinas

El tifón Kammuri surgió hace una semana y no atrajo gran atención como un tifón común en la parte centro-oeste del Océano Pacífico. Pero ha cobrado fuerza en las últimas 24 horas justo antes de tocar tierra en Filipinas. Aunque se espera que se debilite en los próximos días, Kammuri seguirá arrojando fuertes lluvias en todo el país, incluida la ciudad capital de Manila.

A partir del lunes por la noche, hora local, Kammuri (o Tisoy, como lo llama la agencia meteorológica de Filipinas) acumulaba vientos sostenidos de más de 210 kmh con ráfagas de hasta 260 kmh. Eso lo convierte en el equivalente de un huracán de categoría 4. Solo 24 horas antes, la tormenta era el equivalente de una tormenta de Categoría 1 con vientos sostenidos de 140 kmh.

Advertisement

El aumento de 70 kmh en los vientos en un lapso de 24 horas es más que suficiente para contar como una intensificación rápida, un término utilizado para tormentas que ven a los vientos aumentar 50 kmh en una ventana de 24 horas. Una tormenta que se intensifica rápidamente nunca es algo bueno, pero particularmente cuando ocurre justo antes de tocar tierra. Eso es exactamente lo que sucedió con el tifón Kammuri, desafortunadamente.

La tormenta se ha intensificado justo cuando tocó tierra alrededor de la medianoche, hora local, cerca de Gubat, en la costa sureste de la isla principal de Filipinas. La tormenta obligó a más de 100.000 personas a evacuar el domingo. Los vientos explosivos son sin duda motivo de alarma. Pero la verdadera preocupación es la lluvia torrencial de la tormenta, particularmente en los flancos de Mayon, uno de los volcanes más activos del país. Aunque no se espera que la tormenta pase directamente sobre Mayon, aún podría generar fuertes lluvias. Eso a su vez podría arrojar escombros sueltos y provocar inundaciones repentinas peligrosas, flujos de lodo de cenizas volcánicas pesadas conocidas como lahares. Es por eso que la orden de evacuación obligatoria es principalmente para las personas que viven en los ríos y valles de ladera.

Puedes imaginar el impacto y la fuerza cuando las lluvias intensas inducen a estos materiales volcánicos a caer en cascada, provocando un colapso o la ruptura de los canales de los ríos”, dijo Cedric Daep, jefe de la Oficina provincial de Emergencia y Gestión de Seguridad Pública, según la Agencia de noticias filipina. “Esto sucedió durante el Super tifón Reming en 2006".

Reming dejó caer medio metro de lluvia en las laderas de Mayon, desencadenando lahares que mataron a más de 1.000 personas y destruyeron por completo las aldeas en su camino. La ceniza volcánica puede absorber grandes cantidades de agua y tiene la capacidad de duplicar su peso cuando está mojada, lo que puede dificultar las operaciones de recuperación. (Este fue un problema importante en Guatemala el año pasado después de una gran erupción por Volcán del Fuego durante la temporada de lluvias del país).

Advertisement

Sin embargo, Kammuri no solo representa una amenaza para Gubat y las áreas alrededor de Mayon. La tormenta continuará atravesando la isla de Luzón y podría afectar a Manila con fuertes lluvias y viento. El pronóstico del Centro Conjunto de Advertencia de Tifones mostró que la capital de Filipinas está dentro del cono de probabilidad de un impacto directo. Pero incluso aunque pase de puntillas podría empapar la ciudad.

Filipinas es el país más propenso a los ciclones tropicales del mundo. (Ciclón tropical es el nombre genérico para tifones y huracanes). Las aguas cercanas a las islas son cálidas durante todo el año, lo que les da a las tormentas el combustible que necesitan para prosperar. El país también tiene una extensa costa, lo que lo hace vulnerable a los impactos de los ciclones tropicales. Aún así, el verano suele ser el momento más activo para los tifones, mientras que diciembre suele ser el comienzo de la temporada relativamente tranquila para la nación isleña, según los registros guardados por el servicio meteorológico del país.

Advertisement

Es probable que el cambio climático juegue un papel en hacer que tormentas como Kammuri sean más comunes. Los hallazgos en Nature Geoscience muestran que el número de tifones que se intensifican rápidamente cerca de tierra está aumentando debido a los océanos más cálidos. Kammuri es, desafortunadamente, un ejemplo de libro de texto de ello.

Share This Story