Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

En esta tribu de Amazonas los cerebros no envejecen como los nuestros, y eso es asombroso

Ilustración para el artículo titulado En esta tribu de Amazonas los cerebros no envejecen como los nuestros, y eso es asombroso
Imagen: Tsimane Health and Life History Project Team

Seguramente has escuchado más de una vez que la vida en el campo es más saludable. No solo es cierto, la ciencia también ha descubierto a través del estudio de una tribu aislada del Amazonas que una vida relativamente tranquila hace que los cerebros no envejezcan como los nuestros, evitando así, por ejemplo, atrofias cerebrales.

Advertisement

Se trata de los tsimane, un pueblo indígena que habita en las periferias bolivianas de la selva amazónica y que todavía vive de las formas tradicionales de agricultura, caza, recolección y pesca. Dicho de otra forma, probablemente viven de forma muy diferente que tú o que yo. De hecho, esa fue una de las razones para que en el año 2017 se llevara a cabo un estudio con la tribu que arrojó resultados sorprendentes.

Los investigadores encontraron que, entre las ventajas de su forma de vida, se encontraban uno de los corazones más sanos del mundo, con los niveles más bajos reportados de enfermedad arterial coronaria de cualquier población jamás registrada.

Ahora, en un nuevo estudio publicado en The Journal of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences, los investigadores han descubierto que los indígenas Tsimane experimentan menos atrofia cerebral que sus pares estadounidenses y europeos. La disminución de sus volúmenes cerebrales con la edad es un 70% más lenta que en las poblaciones occidentales.

Y es que la pérdida acelerada de volumen cerebral puede ser un signo de demencia.

Ilustración para el artículo titulado En esta tribu de Amazonas los cerebros no envejecen como los nuestros, y eso es asombroso
Imagen: Tsimane Health and Life History Project Team

¿Las razones? Cuentan los científicos que aunque las personas en las naciones industrializadas tienen acceso a la atención médica moderna, son más sedentarias y consumen una dieta alta en grasas saturadas. En contraste, los Tsimane tienen poco o ningún acceso a la atención médica, pero son extremadamente activos físicamente y consumen una dieta alta en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra. Según el autor principal del estudio, Andrei Irimia:

Los Tsimane nos han proporcionado un experimento natural asombroso sobre los efectos potencialmente perjudiciales de los estilos de vida modernos en nuestra salud. Estos hallazgos sugieren que la atrofia cerebral puede reducirse sustancialmente por los mismos factores de estilo de vida asociados con un riesgo muy bajo de enfermedad cardíaca.

Advertisement

Para su trabajo, los investigadores inscribieron a 746 adultos Tsimane de 40 a 94 años. Para obtener los escáneres cerebrales les proporcionaron transporte desde sus aldeas remotas hasta Trinidad, Bolivia, la ciudad más cercana con equipo de exploración por TC. Un viaje que podría durar hasta dos días completos con viajes por río y carretera.

Luego, el equipo utilizó los escáneres para calcular los volúmenes cerebrales y examinar su asociación con la edad de los Tsimane. A continuación, compararon estos resultados con los de tres poblaciones industrializadas de Estados Unidos y Europa.

Advertisement
Foto tomada a la tribu en 1913
Foto tomada a la tribu en 1913
Imagen: Dominio Público

¿El resultado? Encontraron que la diferencia en los volúmenes cerebrales entre la mediana edad y la vejez es un 70% menor en los Tsimane que en las poblaciones occidentales. Esto sugiere que los cerebros de la tribu probablemente experimenten mucha menos atrofia cerebral que los occidentales a medida que envejecen; la misma que se correlaciona con el riesgo de deterioro cognitivo, deterioro funcional y demencia.

Advertisement

Además, el estudio señala que los Tsimane tienen altos niveles de inflamación, que generalmente se asocia con la atrofia cerebral en los occidentales. Sin embargo, creen que la inflamación alta no tiene un efecto pronunciado sobre los cerebros de la tribu. Según los investigadores:

Nuestro estilo de vida sedentario y una dieta rica en azúcares y grasas pueden estar acelerando la pérdida de tejido cerebral con la edad y haciéndonos más vulnerables a enfermedades como el Alzheimer. Los Tsimane pueden servir como base para un envejecimiento cerebral saludable.

Advertisement

“Este estudio demuestra que los Tsimane se destacan no solo en términos de salud cardíaca sino también cerebral”, explican. “Los hallazgos sugieren amplias oportunidades de intervenciones para mejorar la salud del cerebro, incluso en poblaciones con altos niveles de inflamación”, zanjan en su trabajo. [The Journals of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences via ScienceAlert]

私たちは、ギズモードが大好き