Una casa para entrar a vivir en 24 horas, eso es lo que han tardado en construir una vivienda un estudio de arquitectura en Mosc√ļ. La construcci√≥n supone un nuevo hito a trav√©s de la t√©cnica de impresi√≥n 3D, adem√°s de marcar el camino para futuras edificaciones.

Lo cierto es que la impresi√≥n 3D no se ha convertido en la norma para la construcci√≥n, pero su lenta penetraci√≥n en la arquitectura de las edificaciones ha acabado derribando muros impensables. Hasta hace poco, pensar en una impresora de este tipo, capaz de construir una casa, era un sue√Īo de ciencia ficci√≥n.

Foto: APIS COR

No s√≥lo edificaciones. En los √ļltimos a√Īos hemos visto como la impresi√≥n 3D consegu√≠a crear un primer coraz√≥n de chip, motos el√©ctricas, estructuras 3D en el aire con fibras de metal o insectos robot capaces de tejer estructuras de pl√°stico.

Foto: APIS COR

Advertisement

Luego llegaron las primeras edificaciones, hitos como la primera oficina impresa (Dubai) o la primera casa construida para soportar un terremoto de magnitud 8.0 (Pek√≠n). Incluso una compa√Ī√≠a de Shanghai lleg√≥ a ‚Äúimprimir‚ÄĚ 10 casas en un solo d√≠a.

Foto: APIS COR

Lo conseguido estos d√≠as marca otro punto de inflexi√≥n por la impresora utilizada. La empresa detr√°s del proyecto es Apis Cor, quienes han descrito su proyecto como ‚Äúla primera casa en impresi√≥n 3D con una impresora m√≥vil‚ÄĚ. En realidad se trata de una impresora tipo gr√ļa, aunque lo suficientemente peque√Īa como para que la casa pudiera ser construida desde el interior, en lugar de una m√°quina m√°s grande que la propia edificaci√≥n.

La casa fue construida en Mosc√ļ y mide 38 metros cuadrados. El coste total de la construcci√≥n fue de 10 mil d√≥lares (incluyendo cableado y aislamiento), por lo que result√≥ m√°s barata que la mayor√≠a de casas peque√Īas. Viendo la construcci√≥n es f√°cil imaginar un futuro en la construcci√≥n marcado por la t√©cnica de impresi√≥n. [DesignBoom v√≠a MentalFloss]