Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

En The Rain, la última serie de Netflix, lo que mata no es la lluvia sino el guion

El único personaje interesante de toda la serie.

Es difícil crear una película o serie basada en un mundo postapocalíptico que no tenga una historia trillada a estas alturas. Sin embargo, lo que The Rain logra es presentarnos un universo con un trasfondo algo interesante pero un guion tan malo que produce dolor de cabeza. The Rain es diarrea televisiva en estado puro.

Aviso: mencionaré algunos pequeños spoilers del primer episodio de The Rain, nada muy interesante... al igual que la serie.

Advertisement

Los primeros minutos de la nueva serie de Netflix, producida en Dinamarca, cuenta una historia en cierto modo prometedora: la lluvia contiene algo extraño que está matando a las personas, y en cuestión de minutos el mundo colapsa (o eso parece, visto desde los ojos de la protagonista, Simone, adolescente al momento de comenzar la serie).

El padre de Simone la busca a su escuela y se la lleva porque algo sucede. En el camino ocurre un accidente de tránsito que los obliga a continuar su camino andando, a punto de llover, y minutos más tarde encuentran con un búnker al que el padre de Simone tiene acceso, gracias a su trabajo. Hasta aquí, la historia promete ser al menos interesante. Sientes esa curiosidad por saber qué está pasando, cuál es el misterio detrás de la lluvia y cómo se relaciona el padre de Simone.

Pero después te das cuenta que no es la lluvia la que puede matarte en esta historia, es el guion.

¿Cómo es posible que sigan con vida?
Advertisement

El hecho de que los protagonistas de la serie sean adolescentes no implica que todos sean unos completos idiotas. Simone, tras seis años encerrada en el búnker junto a su hermano pequeño, Rasmus (no confundir con esa agrupación musical de talento discutible), decide que debido a que se están quedando sin comida es hora de dejar de esperar a su padre y salir a ver qué ha pasado con el mundo. Por supuesto, se le ha ocurrido salir de noche, sin ningún tipo de arma y pidiendo ayuda mientras se encuentra rodeada de cadáveres, una clara señal de que los que siguen con vida deben ser muy amigables, ¿cierto?

Pero no nos adelantemos a los hechos. Al inicio del episodio, después de llegar al búnker, su padre decide volver a salir y dejar a su esposa y sus dos hijos a salvo en el búnker porque él es “el único que puede salvar al mundo, que tiene la solución” (frase que literalmente salió de su boca) y pide a su hija adolescente que cuide a su hermano pequeño, al igual que le ofrece el mejor consejo que pudo haberle dado para que sobreviva en este nuevo mundo en caos: “hija mía, sobrevive”. Inspirador e impresionantemente útil.

Advertisement
“A ver que mala decisión puedo tomar ahora”

Segundos más tarde de salir el padre del búnker, alguien toca la puerta y la chica piensa que es su padre que ha regresado inmediatamente (su padre, que podía entrar por sí solo como ya lo había hecho), por lo que insiste en abrir la puerta. La madre, uno de los pocos personajes inteligentes en la serie, le dice que no abra la puerta porque es peligroso, pero al quitar la mirada sus hijos salieron corriendo a abrir la puerta y, por supuesto, se encontraron con un hombre infectado bajo la lluvia que intenta agarrar al niño. La madre corre para evitar que lo saque del búnker pero cae bajo la lluvia ella, y muere. Apenas a 10 minutos de comenzar la serie la idiotez de los personajes ocasiona la primera muerte, y 5 minutos después están bailando y jugando mientras comen en el búnker y esperan a su padre. Como si nada.

Advertisement

En esta clase de momentos la narrativa no tiene sentido, es crear un momento emotivo y sentimental para dejarlo de lado por completo. Quizás podrías pensar que son muy jóvenes y no saben lo que hacen, y hasta cierto punto es cierto, pero tras el paso de seis años encerrados en ese búnker pareciera que se hicieron aún más idiotas, al igual que todos los personajes con los que se cruzan.

Advertisement

Lo único rescatable de la serie es Beatrice, una de las chicas del grupo con el que se encuentran Simone y Rasmus. Es un personaje con un pasado misterioso y realmente interesante, que me dejó con ganas de conocer más acerca de ella y sus secretos.

“¡No es la lluviaaa, es el guion!”
Advertisement

Incluso en The Walking Dead, una serie que dejó de ser buena hace unas dos temporadas, los personajes han evolucionado de una manera lógica para un mundo postapocalíptico. Rick Grimes, tras la pérdida de su mujer, su hijo y un sinfín de sus amigos, se ha convertido en un psicópata asesino que toma malas decisiones debido a sus traumas. En The Rain, los personajes parecen salidos de una de las películas de American Pie, solo que esta vez llevan armas y hay gente y cosas que quieren matarlos.

Por último, en The Rain no solo los personajes fallan sino que, tras haber visto la mitad de la primera temporada (soy un poco masoquista), la trama es bastante predecible y cliché. Hay una corporación macabra detrás de todo lo malo que ha sucedido, el padre de la protagonista parece estar ligado a ello y uno de los personajes es inmune al virus porque... sí. Es como si el personaje de Jim Carrey en Dos tontos muy tontos (Dumb and Dumber) hubiese escrito su propia versión de Resident Evil.

Advertisement

Bien decía mi compañero Carlos Zahumenszky que el hecho de que Netflix esté haciendo películas malas es una buena noticia, pero en el caso de las series no sé si aplica esta idea. Sencillamente no vale la pena perder tanto tiempo. Menos The Rain y más cosas como Dark, Netflix.

Share This Story

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key