Foto: AP Images / Gizmodo en Español.

Las criptomonedas están de modas y todos parecen querer hacerse millonarios con ellas. A un grupo de ingenieros rusos se le ocurrió que la mejor idea para acelerar sus ganancias era usar la supercomputadora de su trabajo, una central de armas nucleares. La policía los ha arrestado.

Advertisement

Los ingenieros son (o más bien, eran) empleados de el instituto de investigación de física experimental ruso, ubicado en la ciudad de Sarov. Esta es una central secreta de armas nucleares, y fue donde se fabricó la primera bomba nuclear de la ahora extinta Unión Soviética.

En las instalaciones de la central se encuentra una de las supercomputadoras más potentes de Rusia, capaz de ejecutar miles de millones de operaciones por segundo. Tomando en cuenta que para minar criptomonedas se necesita mucha energía y potencial de procesamiento, a los ingenieros se les ocurrió que la mejor idea de hacerse ricos lo más pronto posible era usar ese ordenador del trabajo. Quizá pensaron que nadie lo notaría.

Advertisement

Por supuesto, tomando en cuenta que se trata de una central confidencial, las autoridades detectaron casi al instante que habían conectado a internet la supercomputadora, algo que prácticamente nunca sucede. La policía los arrestó tras descubrirlos in fraganti, y probablemente les preguntaron qué diablos estaban pensando. [vía BBC]