Dallas se define a sĂ­ mismo como un buscador de tesoros. En su canal Man + River se dedica a grabar sus inmersiones en diferentes rĂ­os en busca de tesoros perdidos. En su Ășltima aventura ha encontrado un iPhone X que llevaba dos semanas bajo el agua. El terminal seguĂ­a funcionando.

Es la magia del mundo en el que vivimos, en el que los smartphones de alta gama son resistentes al agua en mayor o menor grado. En este caso era un iPhone X, pero no es la primera vez que Dallas hace un hallazgo parecido. Hace siete meses encontró un iPhone 7 Plus, pero tenía mucho mérito porque estaba en el interior de una bolsa hermética como las que se usan precisamente en deportes acuåticos.

En este caso el iPhone X no tenĂ­a ninguna funda a prueba de agua. Dallas lo secĂł durante tres dĂ­as y, cuando estimĂł que habĂ­a perdido cualquier rastro de agua, lo cargĂł y lo encendiĂł sin problemas.

Lo siguiente que hizo Dallas fue llamar a la operadora y explicarles el caso. Estos le dieron el nĂșmero de telĂ©fono de la propietaria. La reacciĂłn de esta es impagable, no por el mĂłvil en sĂ­, sino porque estaba lleno de fotos de su bebĂ©. La prĂłxima vez que vayas al rĂ­o no te olvides de activar una copia de seguridad. [vĂ­a Man + River]