SS Athenia. Wikimedia Commons

El imponente transatlántico británico, el SS Athenia, debía ser una de las grandes joyas de la ingeniería en la década de 1930. Sin embargo, dos días después de iniciarse la Segunda Guerra Mundial, el buque se convertía en el primer barco hundido de la contienda. Sus restos acaban de encontrarse.

El Athenia podía albergar con todo tipo de lujos a unos 516 pasajeros en clase especial y 1.000 pasajeros en el resto de clases. Lujo para una época que se terminó abruptamente a comienzos de septiembre de 1939. El día 1 Alemania invadía Polonia iniciando una de las etapas más negras de la historia de la humanidad.

En ese instante, el SS Athenia se encontraba en Glasgow embarcando pasajeros de nacionalidad canadiense y americana al mando del capitán James Cook. Tras el embarque zarpó a Liverpool para luego avanzar rumbo a Montreal el 2 de septiembre.

Supervivientes el día del naufragio. Wikimedia Commons

El mismo día, Inglaterra declaraba oficialmente la guerra a Alemania. El capitán Cook resolvió tomar medidas de seguridad con el fin de evitar ser avistados por unidades enemigas mientras estaban en aguas consideradas hostiles. Sin embargo, la noche sorprendió al SS Athenia navegando a 400 kilómetros de la costa escocesa y a casi 100 kilómetros al sur entre las islas de Rockall y Tory. Allí fue detectado por el submarino alemán U-30.

Advertisement

Comandado por Fritz Julius Lemp, los alemanes supusieron que estaban ante un buque de guerra. Lemp ordenó preparar un ataque de torpedos e hizo blanco a babor y a popa del Athenia. El buque se hundió lentamente falleciendo un total de 117 personas (60 de ellas por abandonar el barco antes de que llegaran los equipos de salvamento).

Marinos observan el hundimiento del SS Athenia a la distancia. Wikimedia Commons

Lo cierto es que durante la Segunda Guerra Mundial, miles de barcos se hundieron, y la mayoría de ellos han estado oxidados de forma anónima bajo las aguas del océano, incluyendo el mismo Athenia. Sin embargo, ahora parece que lo han localizado.

Advertisement

Haciendo uso de un escáner de datos de sonar del Servicio Geológico de Irlanda, se encontraron señales de un barco con las mismas dimensiones y un revestimiento de 1930. Además, en la misma zona donde el Athenia se había hundido.

En los próximos días se enviará un vehículo teledirigido para confirmar la identidad sin género de duda. Por cierto, esta semana ha sido la de los hallazgos de navíos. En unos pocos días se han encontrado los restos del buque australiano SS Macumba, los restos del SS Clifton, y los más que probables restos del primer barco hundido por los nazis, el SS Athenia. [AtlasObscura]