El CEO de Amazon, Jeff Bezos
Photo: AP Images

Se dir√≠a que cada semana pasa algo raro con un repartidor de Amazon, pero es lo que tienen las compa√Ī√≠as enormes con mucho personal. En esta ocasi√≥n la acci√≥n nos lleva hasta Reino Unido, donde un hombre de negocios de 51 a√Īos asegura que un repartidor de la compa√Ī√≠a trat√≥ de robarle el perro.

Seg√ļn declaraciones de Richard Guttfield a la CNBC, su perra, un cachorro de Schnauzer Miniatura desapareci√≥ en el mismo momento en el que un repartidor dejaba en su jard√≠n un paquete con comida para perros.

Cualquiera habría tomado la reclamación de Guttfield como algo demasiado absurdo para ser verdad, pero lo cierto es que lo era. El británico se indignó tanto con el incidente que averiguó el correo del mismísimo Jeff Bezos y le envió una reclamación. No queda claro si el CEO del gigante de las compras online llegó a leer personalmente la denuncia (es muy probable que no), pero alguien lo hizo, y decidió investigar.

Advertisement

Resulta que la reclamaci√≥n era completamente cierta. Al d√≠a siguiente un empleado de Amazon se person√≥ en casa de Guttfield y le devolvi√≥ el perro. La compa√Ī√≠a remiti√≥ un correo electr√≥nico con un comunicado en el que dice:

Esto es inexcusable y no refleja los altos est√°ndares que tenemos para nuestros socios de entrega. Tomamos estos asuntos muy en serio y este individuo ya no est√° entregando paquetes de Amazon para el proveedor de servicios de entrega independiente para el que trabajaba.

[vía USA Today]