Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Museo Británico

Los vasos desechables son una plaga moderna, pero al ser humano lleva dándole pereza lavar la vajilla desde hace mucho más tiempo del que imaginamos. El Museo Británico de Londres pondrá en exposición una copa de barrio que es precisamente el vaso desechable más antiguo conocido.

Advertisement

La copa proviene de la isla de Creta, en el Mar Mediterráneo, y pertenece a la cultura Minoica. Se da la circunstancia de que los arqueólogos llevan décadas encontrando cientos de recipientes como este. Todos ellos han sido fabricados de manera muy rudimentaria y claramente inferior a la alfarería más básica que conocían esos pueblos del Mediterráneo.

Las copas se usaban para servir vino durante diferentes festividades, y los historiadores creen que se trataba del equivalente a los vasos de un solo uso que las personas usamos hoy en las fiestas para luego no tener que fregar. Las copas desechables micénicas estaban hechas de barro secado, así que desecharlas era tan sencillo como tirarlas al suelo. Hoy sabemos que el barro de este tipo puede durar miles de años sin que la naturaleza lo reclame.

Advertisement

La copa se exhibirá en el museo junto a un vaso de papel encerado de Air India que data de 1990. En la actualidad, los vasos desechables o las pajitas para sorber refresco se han convertido en un problema grave para el medio ambiente, pero la costumbre de ensuciar el entorno por comodidad no ha cambiado mucho. Tan solo ocurre que en aquel entonces éramos muchos menos sobre este planeta. [IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter