Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta criatura de aguas profundas tiene sus dientes afilados como cuchillos casi invisibles

Si llegaras a cierta profundidad del océano, te podrías encontrar con una criatura que ha logrado una siniestra y espectacular adaptación única para compensar su tamaño relativamente pequeño: la transparencia capaz de esquivar la luz.

Se trata del pez dragón de aguas profundas, un depredador del fondo del mar que utiliza como señuelo su cabeza bioluminiscente y manchas en su vientre para atraer a su presa. El resto de su cuerpo, tan largo como un lápiz y casi tan delgado, es de un negro que se mezcla con el agua más profunda de lo que el sol puede alcanzar.

Advertisement

Lo más sorprendente, como revela un nuevo estudio publicado el miércoles en la revista Matter, ocurre poco después. El pez que se acerca a su “luz” solo encontrará colmillos largos, puntiagudos... y casi invisibles.

Midiendo tan solo 15 centímetros de longitud, el pez dragón (Aristostomias scintillans) tiene una mandíbula “enorme” en relación con su tamaño capaz de extenderse y abrirse más allá de la mandíbula convencional. También está llena de docenas de dientes con forma de colmillo más afilados que los que se encuentran en una piraña.

Y para mantener a sus presas en la oscuridad, los dientes han desarrollado esa estructura transparente que esencialmente hace que su temible boca sea invisible. Según el autor Marc Meyers, de la Universidad de California en San Diego:

La mayoría de la fauna de aguas profundas tiene adaptaciones únicas, pero el hecho de que el pez dragón tenga dientes transparentes nos desconcierta, ya que el rasgo generalmente se encuentra en especies más grandes. Pensamos que la nanoestructura sería diferente, y cuando observamos esto, encontramos nanocristales del tamaño de grano incrustados en los dientes que son los responsables de esta extraña propiedad óptica.

Advertisement

Los investigadores recolectaron especímenes en la costa de California a una profundidad de unos 500 metros bajo la superficie. Usando un microscopio electrónico especializado, observaron la morfometría, la estructura a nanoescala y la composición de los dientes delgados y encontraron que el pez dragón tiene una capa externa similar al esmalte y una capa de dentina interna muy parecida a los humanos.

Advertisement

Los nanocristales dispersos a lo largo de dichas capas evitan que la luz se refleje o se disperse de la superficie. Los dientes transparentes actúan como un camuflaje para ocultar su poder contra la oscuridad. Así que el ambiente extremo caracterizado por la falta de luz ambiental, las bajas temperaturas y la alta presión han dado como resultado la evolución de este tipo de adaptaciones fascinantes entre muchos peces de aguas profundas. Para Meyers:

Abajo, a grandes profundidades, casi no hay luz, y la poca luz que proviene de los peces, como el pez dragón, que tiene pequeños fotóforos que generan luz, atrae a las presas. Pero los dientes del pez dragón son enormes en proporción a su boca, es como un monstruo de la película Alien, y si esos dientes se vuelven visibles, la presa inmediatamente se alejará. Pero especulamos que los dientes son transparentes porque ayudan al depredador.

Advertisement

Antes del estudio, los investigadores señalan que el conocimiento de su estructura y propiedades físicas eran poco comprendidas, a pesar de que probablemente hacen una diferencia en su capacidad para sobrevivir. [Matter vía ScienceAlert]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key