Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Esta es la evolución de un dedo que accidentalmente se ha infectado con un virus de la viruela

En septiembre de 2018 una mujer comenzó a trabajar en un laboratorio de San Diego sobre el virus Vaccinia (VACV). La mujer declinó la vacuna contra la viruela ofrecida en los laboratorios en caso de que se infectara accidentalmente. Tres meses después, una inyección con una versión genéticamente modificada de VACV acabó en su dedo.

Al parecer, la inyección estaba destinada a un ratón, pero el animal realizó un movimiento y la aguja se movió hasta el dedo de la mujer. El virus Vaccinia es parte de la familia de la viruela, una enfermedad mortal que erradicamos en 1980. VACV, de hecho, se usó para crear la vacuna contra la viruela, y todavía se usa hoy en los laboratorios para ayudar a administrar genes en los sistemas biológicos.

Advertisement

Sea como fuere, tras la infección en el dedo la mujer acabó en urgencias. Allí permaneció siendo atendida, pero como se muestra en las imágenes del avance de la infección, a los 10 días el dedo ya se veía extremadamente hinchado y casi no lo sentía. Como explican en el informe publicado:

El día 12 fue tratada en emergencias de la universidad por fiebre (38.3 ° C), linfadenopatía axilar izquierda [ganglios linfáticos inflamados], malestar general, dolor y empeoramiento del edema en su dedo. Los médicos estaban preocupados por la progresión al síndrome compartimental (presión excesiva en un espacio muscular cerrado, como resultado de la inflamación después de una lesión), infección en las articulaciones o una mayor propagación.

Aquel mismo día recibió anticuerpos vaccinia (para tratar de ayudar a su sistema inmunitario a combatir el virus), así como un inhibidor del virus llamado tecovirimat. Los investigadores explicaron que era la primera vez que se usaba en este tipo de infección.

Advertisement

La fiebre y la inflamación de los ganglios linfáticos disminuyeron en las 48 horas posteriores al tratamiento, sin embargo, el dedo no hizo más que empeorar antes de comenzar un retroceso pasados más de tres meses, tal y como vemos en las imágenes.

Advertisement

Los autores del informe del caso concluyen que los profesionales de laboratorios que trabajan con este tipo de virus deben conocer los agentes patógenos que manejan y asegurarse de comprender los riesgos de un pinchazo accidental con una aguja.

La mujer tuvo que tomarse 4 meses fuera del trabajo debido a su necrosis para asegurarse de propagar el virus, y admitió que no entendía completamente lo que estaba en juego cuando rechazó la vacuna que le ofrecieron.

Advertisement

Aunque la paciente había rechazado la vacuna cuando se le ofreció inicialmente, durante esta investigación informó que no apreciaba el grado de infección que podría ocurrir con VACV cuando se le ofreció la vacuna por primera vez”, zanja el informe. [Morbidity and Mortality Weekly Report via ScienceAlert]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key