En sus inicios, WhatsApp era una especie de agenda inteligente donde podías ver la disponibilidad de tus contactos antes de molestarlos con una llamada o un SMS. Esa función acabó convirtiéndose en el “estado de WhatsApp” que casi nadie usa activamente. Hoy nos limitamos a mirar si un usuario está “en línea” para mandarle directamente un wasap.

Pero somos humanos y, de alguna forma, hemos conseguido pervertir la “última conexión” de WhatsApp para abusar de la privacidad de nuestros contactos. Situaciones como ¿qué hacías conectado a las 3 am? y ¿con quién hablabas anoche que estuviste tanto tiempo en línea? son tristemente comunes, sobre todo en relaciones tóxicas. Y ahora, para sorpresa de nadie, alguien con pocos escrúpulos está intentando sacar un rédito económico de eso.

Advertisement

Hablamos de una aplicación llamada Chatwatch que está disponible para iOS. Chatwatch explota la “última conexión” y el indicador de “en línea” para espiar la actividad de los contactos que elijas. Después te presenta el historial de actividad de esos contactos y usa un algoritmo de aprendizaje automático para predecir si están hablando entre sí. No solo es un concepto espeluznante, además está orientado explícitamente a parejas posesivas:

Advertisement

“Usa Chatwatch para monitorizar a tus amigos, tu familia o tus empleados”, dice la descripción de la app. “Averigua cuándo se acostaron, cuánto tiempo durmieron; compara los patrones de chat entre las personas que conoces, y te diremos la probabilidad de que hablen entre ellos utilizando una inteligencia artificial. Sí, lo hemos hecho posible”.

Si el tema te preocupa, puedes hacer privada la “última conexión” en los ajustes de privacidad de WhatsApp, pero no te será posible desactivar el indicador de “en línea”. Por suerte, hay una fuerte barrera de entrada que evitará que tus contactos empiecen a espiarse mutuamente: el precio. Chatwatch vigilará a dos contactos a cambio de $1,99 por semana.