Las tiritas son ├║tiles, pero los envases individuales en los que vienen y su sistema de aplicaci├│n pueden convertirse en todo un incordio. El dise├▒ador chino Pei-Chih Deng ha ideado una variante de tirita a la que llama Easy-Aid. No va a revolucionar la medicina, pero al menos podr├şa hacernos la vida un poco m├ís f├ícil.

Easy-Aid est├í especialmente pensada para las personas que padecen dolencias como la diabetes y se ven obligadas a inyectarse a diario (y curarse el pinchazo despu├ęs) pero tambi├ęn puede usarse con cortes y heridas peque├▒as.

El envase est├í pensado para que cada tirita pueda sacarse con una mano. El ├║nico momento en el que son necesarias las dos es cuando hay que retirar la cobertura blanca que protege la tirita, pero incluso as├ş, el proceso es mucho m├ís sencillo que en las tiritas tradicionales.

Advertisement

La tirita de silicona que protegerá la herida está unida a una banda flexible de PLA (un material plástico biodegradable). Al aplicar la tirita sobre la herida, la banda recupera su forma original y apenas hay que hacer esfuerzo para retirarla, dejando la tirita de silicona en su sitio.

La soluci├│n no es perfecta, pero est├í bastante bien pensada. La duda es si llegar├í a comercializarse en alg├║n momento. De momento es solo un concepto ingenioso como los muchos que se publican en Yanko Design. [Yanko Design v├şa Design Taxi]

***

Psst! tambi├ęn puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)