Elon Musk acaba de recibir luz verde para poner el marcha el que lleva camino de convertirse en uno de sus proyectos más ambiciosos. La FCC Estadounidense ha aprobado el proyecto Starlink, una red mundial de satélites con la que Musk planea convertirse en el operador de Internet definitivo.

Advertisement

Habl√°bamos de Starlink hace unas semanas. La idea de Musk es aprovechar los lanzamientos de sus cohetes Falcon 9 para ir poniendo en √≥rbita una red de peque√Īos sat√©lites. El plan original constaba de 12.000 unidades, pero la primera fase constar√° de solo 4.425. Cada unidad se conecta por radio a las otras para crear una especie de wifi gigantesca que, cuando funcione, ofrecer√° conectividad m√≥vil¬†a 1Gbps en cualquier lugar del planeta.

La primera fase del proyecto costar√° 10.000 millones de d√≥lares y se desplegar√° entre 2019 y 2024. La FCC ha expresado su confianza en que, aunque la iniciatva a√ļn tiene muchas lagunas, respaldarla pueda servir para crear una nueva generaci√≥n de conexiones a Internet. En este momento hay otras propuestas similares ya en marcha a cargo de empresas como OneWeb, Space Norway, o Telesat. [v√≠a Engadget]