Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Estados Unidos seguirá usando a SpaceX para sus lanzamientos militares secretos a pesar de la pérdida del satélite Zuma

El aterrizaje del Falcon 9 después de poner en órbita al satélite Zuma. (Foto: SpaceX)

El domingo 7 de enero SpaceX llevó a cabo el lanzamiento de una misión secreta, la cual consistía en poner en órbita a un dispositivo conocido como Zuma. No obstante, la carga desapareció, pero el hecho de que la Fuerza Aérea de EE.UU. vaya a seguir trabajando con SpaceX indica que no fue su culpa.

Advertisement

El dispositivo Zuma, que probablemente sea un satélite militar, era un proyecto gubernamental secreto de los Estados Unidos. Originalmente su lanzamiento estaba pautado para el mes de noviembre de 2017, pero se pospuso hasta el 7 de enero. Ese día, según SpaceX, todo funcionó correctamente. Tanto la primera como la segunda fase del Falcon 9 habrían trabajado a la perfección, pero aún así la carga desapareció tras ser registrada por los sistemas satelitales como que se encontraba en órbita. Según un comunicado de Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX, después de la desaparición de Zuma:

“Tras revisar todos los datos podemos confirmar que el Falcon 9 funcionó correctamente”.

Después de unas dos semanas de investigación, la Fuerza Aérea ha anunciado que seguirán trabajando con SpaceX para sus misiones gubernamentales futuras. El Teniente General John Thompson, comandante del Centro de sistemas espaciales y de misiles, declaró:

“Basándonos en nuestro análisis de datos, el equipo no identificó ningún tipo de información como para cambiar la certificación de los Falcon 9 de SpaceX”.

Advertisement

Dicho de otro modo, la Fuerza Aérea no ha encontrado motivo hasta ahora para desconfiar de SpaceX ni hacerlos responsables de la pérdida de su dispositivo secreto, aunque seguirán investigando el caso.

Para SpaceX la misión, en lo que a ellos les concierne, fue exitosa. Sin embargo, el fabricante del dispositivo secreto Zuma, la compañía aeroespacial Northrop Grumman, todavía no ha realizado declaraciones al respecto. Ellos, además de construir el dispositivo, también eran responsables de la fabricación del sistema de separación del cohete. Algunos rumores aseguran que el culpable sería este sistema, el cual habría fallado y evitado que Zuma se separara de la segunda fase del cohete, por lo que ambos habrían caído a Tierra después de llegar a órbita. El misterio de la desaparición de Zuma continúa. [Bloomberg vía ArsTechcnica]

Share This Story

About the author

Eduardo Marín

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 8A86 B902 F824 EC61 1A74 C6D1 94B2 097D 2D0E 52A1PGP Key