Siempre hemos defendido que los autores de ciencia-ficción son necesarios para construir el futuro. Al fin y al cabo, alguien debe imaginar el camino que seguirá la tecnología antes de que científicos e ingenieros lleguen hasta allí. Pero pocas veces nos hemos encontrado con un ejemplo de clarividencia como este.

Se llama David Gerrold y es un escritor y guionista especializado en ciencia ficción. Ha escrito guiones de Star Trek y creó la serie de televisión Land of the Lost. Además ganó un premio Hugo y un Nebula por su novela The Martian Child. En 1999, la periodista Esther Schindler le pidió que predijera una tecnología del futuro. Gerrold escribió lo siguiente:

ÔĽŅTengo un tel√©fono m√≥vil, una agenda de bolsillo, un beeper, una calculadora, una c√°mara digital, una grabadora, un reproductor de m√ļsica, y en alg√ļn lugar de mi casa hay tambi√©n un televisor a color.

En los pr√≥ximos a√Īos, todos estos dispositivos se fusionar√°n en uno solo. Ser√° una caja de menos de una pulgada de grosor, m√°s peque√Īa que una baraja de cartas. (El tama√Īo estar√° determinado por su comodidad, no por su tecnolog√≠a interna).

La caja tendr√° una pantalla a color de alta resoluci√≥n, un micr√≥fono, una entrada para cascos o auriculares, una lente de c√°mara, conectividad inal√°mbrica, funciones de tel√©fono m√≥vil y de beeper, un receptor de televisi√≥n y de radio, una grabadora digital, y suficiente poder de procesamiento y memoria para funcionar como un sistema de escritorio. Podr√° acoplarse a un teclado y un monitor de tama√Īo completo. Oh s√≠, y tambi√©n se encargar√° del correo electr√≥nico.

Lo más importante de todo es que tendrá reconocimiento y síntesis de voz. Escuchará y responderá en inglés o en el idioma que se necesite, y sí, también será un traductor. Será un agente que saldrá a hacer recados cibernéticos para ti. Por ejemplo, si necesito un restaurante japonés en Tulsa, cerca del Ramada Inn: hazme una reserva y organiza el transporte.

Si no hay un restaurante japon√©s, prueba un italiano. O env√≠a el siguiente mensaje a Bob: ‚ÄúBob, aceptamos tu oferta, pero necesitaremos un borrador del memorando para el d√≠a 15. Av√≠same si eso es un problema‚ÄĚ.

A este dispositivo lo llamo Agente de Telecomunicaciones y de Información Personal o PITA, para abreviar. El acrónimo también puede significar Pain in the ass, que es igualmente válido, porque tener toda esa conectividad va a destruir lo poco que nos queda de privacidad.

Advertisement

A excepci√≥n del nombre y del ‚Äúreceptor de televisi√≥n‚ÄĚ (que ha sido reemplazado por Netflix), Gerrold da en el clavo punto por punto. Un dispositivo m√°s fino que una baraja de cartas, en el que el l√≠mite no lo impone la tecnolog√≠a sino la ergonom√≠a. Con una pantalla de alta resoluci√≥n y suficiente poder de procesamiento y memoria para funcionar como un sistema de escritorio (ya vamos por ocho n√ļcleos y 6 GB de RAM). Podr√° acoplarse a un teclado y un monitor de tama√Īo completo (Samsung DeX). Tendr√° reconocimiento y s√≠ntesis de voz, y har√° recados por nosotros (Siri, Alexa, Cortana, Google Assistant). Permitir√° enviar mensajes usando solo la voz. Y para cerrar, dice que destruir√° lo poco que nos queda de privacidad. Inquietante.