Image: Pexels

¿Se puede medir la personalidad de grupos de personas con una herramienta? Bajo esta idea, dos investigadores de Cambridge crearon una aplicación en 2007. Varios años después, la misma herramienta pudo cambiar la política del mundo y meter en serios problemas a la mayor red social del planeta.

La aplicación se llamaba MyPersonality, y los investigadores eran los psicólogos David Stillwell y Michal Kosinski, quienes empezaron a experimentar en Facebook con los mejores conejillos de indias: los miles de millones de usuarios de la red social.

Tal y como han contado estos últimos días varios medios, empezando por el New York Times y The Guardian, MyPersonality logró un éxito arrollador en muy poco tiempo. Algo más de 6 millones de usuarios aceptaron rellenar el test de personalidad, a priori inocente, y lo que es más importante, casi la mitad de ellos aceptó ceder la información personal de sus perfiles por la “ciencia” (de los datos).

Image: Wikimedia Commons

MyPersonality está basado en el denominado como Modelo de los cinco grandes en psicología. Un estudio que analiza la personalidad de las personas como la composición de cinco factores amplios o dimensiones de su personalidad.

Advertisement

Estos cinco rasgos se suelen denominar tradicionalmente como: factor O (Openness o apertura a nuevas experiencias), factor C (Conscientiousness o responsabilidad), factor E (Extraversion o extraversión), factor A (Agreeableness o amabilidad) y factor N (Neuroticism o inestabilidad emocional), y los cinco forman el acrónimo mnemotécnico “OCEAN”.

Image: Getty

Los dos investigadores vieron el poder de lo que tenían entre manos, pero la clave no fue solo el test, sino que aquello llegó a oídas del tipo que ha destapado toda la “fuga”, Christopher Wyle, el ingeniero de datos que probó MyPersonality en algunas campañas donde participaba con datos de lo más reveladores.

Advertisement

Llegados al 2013, y con Wyle demostrando el poder del test en campañas de diversa índole, el ingeniero tiene un encuentro con Steve Bannon, el que fuera mano derecha de Trump y abanderado de la alt-right estadounidense. El por entonces editor del diario político Breitbart acaba montando Cambridge Analytica con un capital de 15 millones de dólares donados por el republicano Robert Mercer. El objetivo: aplicar lo aprendido con MyPersonality para influenciar en los estadounidenses por el voto republicano.

El test y el Modelo de los cinco grandes

Image: Wikimedia Commons

Advertisement

El núcleo del trabajo de Cambridge Analytica es una prueba de personalidad simple: MyPersonality. El test está disponible de forma gratuita en la red, y constituye la base de muchos estudios psicológicos existentes sobre la felicidad y la longevidad, ya que realmente se trata del modelo de los cinco grandes.

Como decíamos antes, la prueba ofrece a los usuarios una puntuación llamada “OCEAN”, que se refiere a cómo calcula el rendimiento en una medida basada en la Apertura, Conciencia, Extroversión, Agradabilidad y Neuroticismo. Los puntajes de Ocean se han utilizado en una gran parte de la investigación en ciencias sociales, incluidos muchos de los estudios a largo plazo que analizan a personas que han vivido entre los 90 y los 100 años y evalúan los tipos de rasgos de personalidad que tienen en común.

Los rasgos que examina la prueba fueron identificados inicialmente en la década de 1960 por investigadores de ciencias sociales que escucharon con frecuencia a los participantes del estudio usarlos para describirlos a ellos mismos o a otros.

Advertisement

Image: Universidad de Cambridge

Tres décadas más tarde, el psicólogo de la Universidad de Hawai, John M. Digman presentó una mirada general a los rasgos en lo que llamó un “modelo de cinco factores” de la personalidad.

En la actualidad, los investigadores usan evaluaciones del modelo para medir las personalidades de los participantes en una variedad de estudios a largo plazo sobre temas que van desde el bienestar general hasta la felicidad y la longevidad. Si bien estos estudios generalmente emplean versiones más largas y más exhaustivas de la prueba, hay una más corta que puede realizar cualquiera online en solo unos minutos.

Advertisement

Las preguntas en una de las pruebas, disponibles en el Centro de Psicometría de la Universidad de Cambridge, piden a los usuarios que digan con qué exactitud frases como “No hablo mucho” son capaces de describirlos.

Otras declaraciones en el cuestionario incluyen afirmaciones como “Rara vez me siento triste” y “Soy el alma de la fiesta”, así como proclamaciones del tipo “Me enfado fácilmente” o “Siento las emociones de los demás”. La respuesta a cada afirmación se usa para calcular una puntuación en cada uno de los rasgos Ocean.

Image: Jim Cooke/GMG

Advertisement

Una vez acabado, las personas que obtienen una puntuación alta en extraversión tienden a estar muy de acuerdo con las afirmaciones diseñadas para evaluar lo habladores, enérgicos y asertivos que son. Aquellos que obtienen un puntaje alto en la amabilidad tienden a estar muy de acuerdo con las declaraciones diseñadas para evaluar lo comprensivos, amables y afectuosos que son.

Las personas que puntúan alto en consciencia tienden a estar de acuerdo con aserciones como “Siempre soy muy organizado y minucioso”, y aquellos que obtienen una puntuación alta en neuroticismo generalmente están de acuerdo con afirmaciones como “Estoy ansioso o tenso con frecuencia”. La última medida, la apertura, incluye rasgos como una poderosa imaginación o un alto grado de perspicacia.

Con todo ello se puede conseguir un cóctel explosivo de datos que ha puesto a Facebook en la mayor crisis desde su creación, y en seria duda el resultado final de las elecciones que tuvieron lugar en 2016 en Estados Unidos. Lo dice el mismo el mismo Christopher Wyle, el hombre que creó el aparato, y que años después ha filtrado que llegaron a hacerse con 50 o 60 millones de datos de perfiles de la red social. [BusinessInsider, The Guardian, New York Times]