Para hacerte con esta increíble réplica del Trono de Hierro no necesitas acabar con los primogénitos de ninguna casa noble. Basta con un poco de madera, pegamento, paciencia y unos 600 pinchitos para canapés que se venden con forma de espada. El resultado merece la pena.

La presentadora de Natural Nerd explica como lograr fabricar el cargador, paso a paso. Es un poco laborioso, pero nada que esté fuera del alcance de un patoso del bricolaje. Si manipular madera no es lo tuyo, siempre puedes optar por cartón y cinta adhesiva o por al popular mejunje de Art Attack.

Sea cual sea el caso, el trabajo es una simple cuestión de paciencia y de tomar algunas medidas de nuestro móvil antes de pegar las espadas. Después, un poco de pintura negra y plateada son suficientes para que nuestro smartphone tenga un cargador que sea la envidia de Westeros. [vía Natural Nerd]