El f├│sil de la imagen ha aparecido en la regi├│n de Darmstadt en Alemania, una zona conocida por la abundancia de f├│siles del Eoceno. Tiene aproximadamente unos 48 millones de a├▒os y est├í tan bien conservado que en su interior todav├şa puede apreciarse un feto no nato.

Advertisement

Fue en el eoceno donde aparecieron los precursores de algunos mam├şferos actuales, entre ellos los de algunos equinos actuales, como los caballos. El Eurohippus messelensi era uno de esos ejemplares aunque en realidad su tama├▒o era mucho m├ís reducido, similar al de un perro de tama├▒o mediano o incluso menor.

Desde su descubrimiento se ten├şa m├ís o menos claro que los fragmentos en su interior pertenec├şan a un feto pero no ha sido hasta ahora que varios cient├şficos han usado microscop├şa electr├│nica y rayos X para analizar con detenimiento los restos.

Advertisement

Las conclusiones, publicadas en este paper de acceso libre, revelan que la madre muri├│ poco antes de dar a luz, por causas desconocidas pero que probablemente no tengan que ver con el parto, el fecto estaba en los ├║ltimos estad├şos de desarrollo pero todav├şa no se hab├şa dado la vuelta, la posici├│n que adoptan muchos mam├şferos antes de nacer.

Gracias al SEM, la microscop├şa electr├│nica, han podido incluso apreciar flora bacteriana petrifizada, preservada en los tejidos blandos de ambos animales. Es, seg├║n los autores del estudio, el f├│sil m├ís antiguo encontrado con el feto de un mam├şfero. Una especie de fotofraf├şa petrea incre├şble de millones de a├▒os antes que el hombre siquiera pusiese pie en la Tierra. [v├şa PLOS ONE]

Advertisement

***

Psst! tambi├ęn puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)