Del cielo cae lluvia, nieve... y a veces caca. O al menos eso es lo que piensan los residentes de una pequeña ciudad canadiense, quienes aseguran que fueron bañados por una lluvia de caca líquida que cae desde los aviones.

Advertisement

Tres habitantes de Kelowna, en la Columbia Británica de Canadá, aseguran que han sido víctimas de caca que cae del cielo, como si fuera una especie de plaga apocalíptica bastante asquerosa. Susan Allen y su hijo Travis Sweet se encontraban dentro de su coche cuando, tras abrir la compuerta del techo, “llovió” caca líquida sobre ellos, según reporta el Global News.

Allen dice que esto ocurrió el pasado 9 de mayo, pero no había dicho nada por sentirse avergonzada por haber sido víctima de semejante baño fétido. “Casi vomité, fue algo horrible”, comentó su hijo. Brett Yales también anunció a los medios que su coche y uno de sus vecinos fueron víctimas del diluvio de heces, tres días después que Allen y Sweet, en un complejo residencial cercano a donde se encontraban las primeras víctimas.

Los tres ciudadanos de Kelowna piden algún tipo de compensación y una disculpa. “Mi coche fue inundado con caca”, menciona Allen, aunque oficiales del Aeropuerto Internacional de Kelowna aseguran que ningún avión pasó sobre esa zona durante el momento de las lluvias de caca. Las autoridades de Canadá se encuentran investigando el caso, para determinar si las quejas son ciertas o averiguar qué sucedió realmente en este nuevo caso que involucra caca y aviones. [Global News / New York Post vía Buzzfeed]